Arqueología Guía III: Qué hacer con las piezas y demás

Y en esta tercera guía voy a comentar un poco lo que hay que hacer con las piezas encontradas durante la excavación. Tampoco es que sea una experta ciertamente pero yo lo intento... 

Bueno, las piezas son guardadas durante la excavación en bolsitas de plástico transparente (o las que se tenga, yo usaba cualquiera) con una etiqueta donde se pone el nombre del yacimiento y la unidad estratigráfica. Cuando se cambia de estrato se cambia de bolsa. ¿Y qué piezas aparecen? Pues siempre sale cerámica, siempre va a salir cerámica y por eso se estudia tanto aunque no me guste... Depende del yacimiento como siempre pero de normal sale cerámica, pueden salir huesos, carbones, moluscos (caracoles, pero queda mejor decir 'muestras malacológicas'), vidrio, balas, restos de granadas... según la zona.

La cerámica hay que lavarla y es lo más fácil del mundo. Coges un balde, lo llenas de agua, metes las piezas (siempre de la misma U.E.) y con un cepillo les quitas la tierra. Hay que centrarse en los bordes pues limpia se puede apreciar mejor la pasta de la cerámica y hay que tener cuidado con la cerámica pintada pues si se frota se puede borrar el dibujo y no queremos eso. Y... ya está, no tiene más misterio. Los huesos hay que lavarlos con cuidado porque se rompen aunque también con el cepillo, y dejar con tierra aunque sea la parte de dentro pues se rompe con facilidad y puede deshacerse. Luego se pone la cerámica a secar al sol con papel de periódico si se tiene, y los huesos siempre a la sombra. Hay que dejar que se seque todo bien antes de volver a meterlo en la bolsa pues le puede salir moho. Los carbones, el vidrio y las piezas de metal para terminar no es necesario lavarlas (menos mal). A los caracoles sí los lavaba un poco.

Tras esto se procede al inventario. ¿Qué es? Pues catalogar las piezas. Se separan primero por unidades estratigráficas y luego por tipos como cerámica, hueso, carbón y metal. La cerámica se separa también en varios grupos: cerámica íbera, islámica, contemporánea; y ésta en pintada, vidriada, bizcochada... Luego también se separa por formas: borde, asa, base e informe. Ya si se sabe puede ponerse a qué tipo de artefacto pertenece pero yo no he llegado de momento a tener tanto nivel, ya quisiera... Hay tipologías hechas, eso sí, que siempre se puede tirar de manual a ver si se puede averiguar a qué pertenecía tal o cual pieza. El resumen es que esto se pasa a ordenador contando todas y cada una de las piezas en una tabla que se suele separar en: número de inventario, tipo de material, parte de la pieza, cantidad y cronología / descripción. Dependiendo ya de a qué lugar pertenezcan las piezas al igual hay que siglarlas para un museo o no, pero igualmente explicaré cómo se hace: con pintauñas transparente se pinta en una zona de la cerámica, una esquinita que no esté vidriada y que no se vea mucho; cuando se seca hay que poner las iniciales del nombre del yacimiento de normal (aunque eso te lo dicen en el museo) y luego la U.E. y el número que tiene en el inventario. Una vez se seca se procede a poner de nuevo una capa de pintauñas y ya esperar a que se seque y se terminó el siglado.

Es corto pero esto es lo que hay que hacer con las piezas. El inventario forma parte por otro lado, de una memoria de la excavación pero de eso se encarga el arqueólogo, el trabajo del becario / ayudante / aprendiz es así algo más laborioso y aburrido, mecánico. Para próximas entradas espero hablar de las fichas, los estratos y el método Harris, que es importante en arqueología pero poco a poco (que aún no he llegado a hacer las fichas)~~

2 comentarios:

  1. Como siempre, es un placer leerte por los recuerdos que me traes ^^ Es que te leo y me acuerdo, y estoy en plan como una idiota diciendo "es verdad, es verdad" ^^
    Me están gustando mucho estas entradas y el nuevo aspecto que le has dado al blog...
    Por cierto, una vez tuve el honor de asistir a una conferencia de Harris en el MAN ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, me alegro de que te hayan gustado las entradas ^^ Con un poco de suerte podré seguir con ellas y hablar del trabajo de laboratorio y eso aunque casi todo lo he explicado ya en esta guía pero bueno, ya veré.
      Creo que cambié el diseño cuando estaba con Las baladas de Beleriand y claro, quería más Tierra Media en mi vida así que cambié un poco el blog XD
      Hala ¿si? Jo qué envidia. Eso me recuerda que tengo que volver a Madrid para ir al museo...

      Eliminar