Arqueología Guía II: Qué hay que hacer para excavar

Bueno, aquí llega la guía II de mi serie sobre arqueología. Ahora es cuando se verá que la arqueología no es ir a sentarte cómodamente en un cojín y estar con un pincelito sacando huesos. Eso son las excavaciones de prehistoria pero la mayoría no son así.

Si el yacimiento ya está delimitado y se sabe donde están las cosas y todo eso (como por ejemplo que ya se ha excavado anteriormente), lo primero que hay que hacer es acondicionarlo. De normal no se suele mantener limpio un yacimiento y posiblemente de una campaña a otra hayan crecido hierbas por todas partes. Así que lo primero que hay que hacer es quitar todas esas hierbas, esto es, desbrozar. Y bueno, para eso se utiliza esto: una picoleta o una azada. Y cosa importante: cortar las hierbas no sirve, para limpiar de verdad un yacimiento hay que arrancarlas de raíz porque volverán a crecer y no es plan de ir quitando hierbas cada vez, si la cosa se hace bien desde el principio no tendrá que volver a hacerse (o no tan a menudo al menos, los hierbajos crecen muy rápido). Puede hacerse a mano o usar una desbrozadora (que solo corta y no me gusta) pero como es verano y hay peligro de incendio pues no se usa. Yo he trabajado en el campo entonces usar una azada no me cuesta nada pero hay gente que no sabe cogerla o no sabe usarla y la verdad es que se me hace curioso, es la cosa más fácil del mundo.

Y después del trabajo de peón, llega una cosilla algo más técnica que es delimitar la zona que va a excavarse con clavos y cuerda, pero ésto lo hace el arqueólogo aunque no es tan difícil: se trata de medir con un metro la zona que hay que excavar, poner clavos y atar un cordel. Después se coloca en el centro para las fotitos un cartelito con el nombre del yacimiento, un jalón y una flecha que señale el norte y es entonces cuando se coloca el nivel para tomar medidas. ¿Dónde se coloca? en un sitio que quede más alto a la zona de excavar y más alto que en el punto considerado central que sirve de base para todas las medidas. Este punto siempre será el mismo si se ha hecho más de una campaña pero de nuevo, eso lo hace o lo sabe el arqueólogo. Desde el lugar elegido se mirará cuánto por encima se está del punto 0 y eso se restará al resto de cotas. Una vez colocado el nivel hay que tomar cotas de todas las esquinas de la zona que va a excavarse con una mira telescópica. En verdad es fácil, solo hay que apuntar el número de la mira que se ve desde el nivel pero cuesta aclararse. Me habría gustado hacer prácticas con esto pero no pudo ser porque todo el mundo prefirió hacer nada con la mira en vez de trabajar, así que me tocó ponerme a trabajar. Ya hecho todo esto es cuando puede excavarse aunque hay que preparar, eso sí, una bolsa de plástico transparente con un cartelito con el nombre de la excavación, la fecha y la unidad estratigráfica (U.E.).

Y pasemos a la excavación. ¿Qué se necesita? Picos, legonas, picoletas, paletines o catalanas y capazos de momento y dependiendo siempre de la excavación. Si lo que hay que hacer es quitar mucha tierra los mejores materiales son picos y legonas pues hay que ir un poco a lo bestia. A medida que se va picando y sobre todo recogiendo toda la tierra es cuando se verán los restos materiales así que según van saliendo hay que guardarlos en la bolsita. Las excavaciones funcionan por estratos así que primero habría que hacer el de arriba del todo en su conjunto intentando no picar más de la cuenta y llegar al estrato de abajo y es entonces cuando podría limpiarse la zona excavada con las picoletas y catalanas. En general ese es el trabajo de excavación: picar, llenar capazos de tierra y cargarlos para vaciarlos (también se usan carretillas pero en nuestro caso no hay espacio para algo así). No es de estar con pincel ni es algo delicado ni nada por el estilo, es más un trabajo de obra. Lo más delicado viene cuando hay que quitar lo que queda de tierra del primer estrato para sacar el segundo, que hay que ir con picoletas y catalanas... simplemente rascando la tierra hasta que aparezca el segundo estrato y luego barrer. Para esto se usan recogedores de metal también pero no aparecen en el dibujo... Pero bueno, cuando se acaba con el primer estrato hay que hacer lo mismo con el segundo: tomar medidas de nuevo con el nivel y entonces se procede a la excavación de ese nuevo estrato de la misma forma aunque dependiendo de lo que se encuentre ahí pues pueden salir otras unidades estratigráficas bien sean hogares, derrumbes, acequias...

Y eso es todo de momento, para próximas entradas veremos lo que hay que hacer con las piezas y las fichas y el método Harris y todo eso. Ya ha podido observarse supongo que la arqueología no tiene mucho de refinado ¿verdad? Sobre todo el trabajo de campo~~

4 comentarios:

  1. No se como puedes hacer para que parezcan monas las herramientas, que son lo más basto que hay. Sobre todo el capazo.

    ResponderEliminar
  2. Ains, qué recuerdos me traes! ^^ Pero todo muy bien explicado, que conste!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya gracias! Se me hizo un poco complicado porque no sabía como explicarlo pero veo que supe hacerlo XD
      ¿También fuiste de excavación? Creo que no me lo has contado~~

      Eliminar