Reseña: La saga de Geralt de Rivia · Libro VI. La Torre de la Golondrina, de Andrzej Sapkowski

Y con este ya solo queda el último libro de la saga... De nuevo es un libro que terminé hace un tiempo pero la reseña llega ahora, solo espero que me de tiempo a publicar la del séptimo libro antes de que acabe el año porque en verdad es una saga que he ido leyendo todo este año 2017 (Geralt ha estado ahí siempre, vaya). Pero bueno, vamos a ello.

¿Por qué lo leí?
1- El quinto libro me gustó mucho y empecé este con muchas ganas aunque al final mi atención siempre decae un poco y empiezo a leer otras cosas a la vez... pero aparte de eso pues lo de siempre, ya queda nada para saber qué pasará al final.

¿De qué va?
"La única salvación es la Torre de la Golondrina, llamada por los elfos Tor Zireael.

- Puedo darte todo lo que desees.- dijo el hada- Riqueza, poder y cetro, fama, una vida larga y feliz. Elige.
- No quiero riqueza ni fama, poder ni cetros.- respondió la bruja- Quiero un caballo que sea negro y tan imposible de alcanzar como el viento de la noche. Quiero una espada que sea luminosa y afilada como los rayos de la luna. Quiero atravesar el mundo en la oscura noche con mi caballo negro, quiero quebrar las fuerzas del Mal y de la Oscuridad con mi espada de luz. Eso es lo que quiero.
- Te daré un caballo que sea más negro que la noche y más ligero que el viento de la noche.- le prometió el hada- Te daré una espada que será más luminosa y afilada que los rayos de la luna. Pero no es poco lo que pides, bruja, habrás de pagármelo muy caro.
- ¿Con qué? En verdad nada tengo.
- Con tu sangre.

Flourens Delannoy, Cuentos y leyendas"

Opinión (sin spoilers):
El primer cambio importante de este libro con los anteriores es que es más largo y consta de 11 capítulos en vez de los 7 que había en todos los demás libros. Aun así no se hace más pesado de leer pero me llamó la atención viendo lo controlado que estaba en los demás libros para tener siempre el mismo número de capítulos. Sobre la edición y la forma de escribir de Sapkowski poco queda por decir pues en verdad no cambia nada, tal vez recupera un poco esa idea de que cada capítulo es un relato distinto y te cuenta una cosa de la historia con unos personajes distintos y en un tiempo determinado, porque las fechas en este libro son muy importantes. Tal vez el ritmo es más tranquilo, más pausado al principio y con una forma de contar los hechos... muy a saltos y con distintos personajes, aunque lo bonito es que varios secundarios siguen apareciendo aunque solo sea un momento, como que da a entender que no son simplemente un recurso, están ahí. También da la sensación de que lo está preparando todo mucho para el último libro que es donde pasará al fin todo y se entenderán las cosas por fin... pero eso ya lo veré o eso espero.

"Si aquella noche alguien hubiera conseguido deslizarse hasta aquella choza perdida entre los pantanos, con su tejado de bálago cubierto de musgo, si hubiera mirado entre las rendijas de los postigos, habría visto en el escasamente iluminado interior a un viejecillo de barba gris vestido con una zamarra y a una muchacha de cabellos cenicientos con el rostro deformado por una cicatriz en la mejilla. Habría visto cómo la muchacha temblaba a causa del llanto, cómo ahogaba el llanto entre los brazos del viejecillo y cómo aquél intentaba tranquilizarla, acariciándola maquinalmente y sin gracia y palmoteando los hombros que se sacudían espasmódicamente.
Pero aquello no era posible. Naide pudo ver aquello. La choza estaba bien escondida entre los cañaverales del pantano. En un despoblado eternamente cubierto por la niebla, en el que nadie se atrevía a aventurarse."

Me gusta los recursos que usa Sapkowski a lo largo del libro (y del resto de sus libros en general) porque va usando cosas distintas como la repetición de un párrafo con algunos cambios como en los cuentos (como el que he puesto), los saltos temporales, los personajes secundarios... Aunque supongo que en este libro sí que puedo apreciar un cambio en los personajes principales, evolucionan y sobre todo Ciri, que es la niña que va creciendo a medida que avanzan los libros: así, pasamos de una niña mimada y mandona a una adolescente un tanto insoportable pero es que es una adolescente, no iba a cambiar a mejor y supongo que aunque me saque de quicio es realista en ese sentido. Y Geralt pues... Yennefer lo describe muy bien en un momento, como que va dando tumbos sin pensar en un plan ni nada parecido y efectivamente era la sensación que me daba. La verdad es que no entiendo a Geralt y tampoco lo que hace ni sus motivaciones, solo está cegado (como Ciri supongo) en conseguir una cosa y no piensa nada más, siendo lo más posible que le maten. Por suerte están Jaskier y los demás por ahí rondando para dar un toque de humor, sobre todo Jaskier.
En resumen creo que sigue la estela del libro anterior, con pasajes más normales que recuerdan a los primeros libros de la saga, dejando a un lado la política y los reinos para centrarse en los personajes y en lo que les atañe directamente aunque a veces me da la sensación de que son muy humanos, que hacen cosas y se equivocan y que luego no tienen mucho sentido en el marco general de la historia, no sé.

¿Me arrepiento?
Estos últimos libros me están gustando mucho, espero que la cosa no decaiga en el séptimo así que no me arrepiento para nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario