Reseña: El Narrador de historias (2ª temporada)

Ha tardado un poco pero para que las entradas de las dos temporadas no estuvieran muy juntas y hubiera algo de variedad en el blog y no solo series pues llega ya en 2017. Pero bueno, esta segunda temporada de El Cuentacuentos es más bien una serie derivada y por eso se llama El Narrador de historias: Mitos Griegos, pues la temática cambia mucho y las historias pasan a ser mitos griegos, además de que se emitió en 1991, 3 años después de la primera. Otro cambio es que John Hurt ya no es quien nos narra los cuentos sino Michael Gambon.


Esta temporada consta únicamente de cuatro eposodios que son: Teseo y el Minotauro, Perseo y la Gorgona, Orfeo y Eurídice, y Dédalo e Ícaro. Son mitos todos ellos bien conocidos y al menos no es necesario que diga de dónde provienen las historias pues son todas griegas; ya si hay un sustrato más antiguo sobre su origen pues es posible, pero tal como están contadas son griegas. Cada episodio dura 24 minutos aproximadamente y... no me gusta que cambiaran a John Hurt... el perro curiosamente se mantiene, pero el doblador tampoco es el mismo.

Comentando como siempre un poco cada capítulo, que supongo que esta vez se hará más breve pues hay 5 episodios menos, el primero es el mito de Teseo y el Minotauro. El nuevo cuentacuentos, un ateniense, acaba encerrado en el palacio de Cnossos con su perro, y entonces es cuando cuenta la historia pues supuestamente el Minotauro estuvo encerrado en ese mismo laberinto. Y bueno, Atenas debía pagar como tributo a Creta 7 doncellas y 7 jovenes, que servían para alimentar al Minotauro, hijo de Pasifae y un toro y encerrado en el laberinto por Minos. Teseo, al descubrir su origen regio, se ofrece para ir como tributo y así derrotar al Minotauro y acabar con ese horrible pago. Así conoce a Ariadna, hija de Minos, que le da un ovillo para que pueda salir del laberinto. Y nada, todos sabemos cómo acaba la cosa. Me gusta que a Ariadna la hayan representado al estilo micénico, con el recogido del pelo, los adornos y la ropa, eso está curioso. La verdad es que está bien hecho y representado, tenía mucho miedo pero lo apruebo.
Perseo y la Gorgona es otro de mis mitos favoritos aparte del de Teseo y el Minotauro asi que sí, también me lo sé de memoria. Me encanta que hayan descrito a Medusa no simplemente como una mujer con serpientes en vez de cabello, sino que se añaden las alas de bronce (aunque no los colmillos de jabalí) pero al menos es algo, igual que aparecen sus hermanas. La parte buena es que no comentan el mito sobre cómo se transformó en eso pero la mala es que la ponen como si su existencia se debiera únicamente a su enfrentamiento con Perseo y eso no es así. Pero bueno, la idea de este mito gira en torno al héroe Perseo, hijo de Dánae y Zeus, fecundada por una lluvia dorada. Según el oráculo mataría a su abuelo el rey de Argos, con lo que este toma medidas y encierra a su hija en una celda donde tiene a Perseo pero el rey los descubre y los mete en una caja y arroja al mar. Pero la cosa sale bien y llegan a tierra, con lo que Perseo sigue sus andanzas y... eso es todo lo que puedo contar sin bueno, contar todo el mito. A este le veo más fallos pues en verdad convergen muchas historias pero bueno, podrían haberlo hecho mucho peor la verdad.

El siguiente es Orfeo y Eurídice, un mito bastante famoso que también me sé pero que no es de mis favoritos, la selección es bastante normal diría, con mitos conocidos y eso. La música de Orfeo era capaz de amansar a cualquier ser, su música era casi mágica y un día conoce a la ninfa Eurídice, se enamoran y se casan. Pero no todo es tan bonito sino que como ya se sabe, Eurídice huyendo de Aristeo es mordida por una serpiente venenosa y muere, yendo Orfeo a los infiernos a recuperarla. Es bastante curiosa la representación de este mito, parece más primitivo y hay algo diferente en su composición pero está bien que no sea como los otros capítulos y se diferencie. Lo que es la representación visual de Hades y Perséfone no es que me haya gustado mucho, igual que no salga Cerbero que era bastante importante en el mito y la hazaña de Orfeo pero sí me gusta que hablen de lo que pasa después.
Por último queda Dédalo e Ícaro como no podía ser de otra manera pues es el mito relacionado directamente con el laberinto del Minotauro y en definitiva con el laberinto donde está el ateniense contando sus historias. Pero la historia empieza antes, con Dédalo en su taller de Atenas teniendo a su hijo Ícaro y a su sobrino Talos como aprendices. Ícaro era torpe, todo lo contrario a su ingenioso padre, pero Talos era brillante y las cosas... no acaban bien. Dédalo huye con su hijo de la ciudad y acaba en Creta, donde el rey Minos le pide que construya el laberinto para el Minotauro pero una vez hecho les encierra allí y la solución para huir es salir volando. Y el resto de la historia es bien conocida aunque sigue después de bueno, el incidente de las alas. Este mito o más que nada su representación me ha dejado una sensación triste y el personaje de Dédalo es muy interesante, la verdad es que me ha gustado aunque siempre me de pena terminar una serie.

Como detalles técnicos y esto lo he dejado todo para el final esta vez, decir que vale, cambian alguna que otra cosa de los mitos más tradicionales pero son solo detalles. El escenario principal esta vez es el laberinto, desde ahí se cuentan las historias, y los escenarios siguen siendo sencillos pero muy bonitos que crean una atmósfera un tanto de fantasía. Esta vez las sombras se asemejan más a la cerámica de figuras negras, un detalle bastante bien pillado que me ha gustado. Igual que los escenarios y el vestuario, es todo bastante correcto y se agradece. El aire de esta segunda temporada poco tiene que ver con la anterior, más amena y bonita, más de cuento, pero esta es más triste y los mitos que cuenta pues... son mitos, no suelen acabar bien. Y sobre la música en verdad poco que decir y es una pena que no pueda poner por aquí algún ejemplo pues no he encontrado algún video pero ya desde la música de la introducción (y la propia introducción) se ve un ambiente más oscuro, cosa reflejada también en la música.
En resumen es que a pesar de que las técnicas narrativas sean las mismas, poco tiene que ver una temporada con la otra en su temática pero esta también me ha gustado a su manera y me alegra que no se cargaran los mitos como suelen hacer en las modernas adaptaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario