Comentario: El que susurra en la oscuridad y otros relatos del ciclo blasfemo de Cthulhu, de H.P. Lovecraft

He de decir que este libro me ha costado un poco leerlo, más que nada por falta de tiempo y sobretodo de sueño (yo así no puedo vivir). Pero bueno, es el segundo libro que tengo de Lovecraft donde se recogen algunas de sus historias; el primero era de una edición un poco rara titulado Los mitos de Cthulhu y entre ese y este por suerte solo se repiten tres relatos: La llamada de Cthulhu, El color del espacio exterior (El color que cayó del cielo en el otro libro y que me gusta más a decir verdad) y El horror de Dunwich, con lo que me quedan 6 relatos nuevos: El que susurra en la oscuridad, La sombra sobre Innsmouth, Los sueños en la casa de la bruja, El ser del umbral, La sombra de otro tiempo y El asiduo de las tinieblas. Estos tres repetidos los volví a leer pero creo que no voy a comentarlos de nuevo así que nada, empecemos un poco con el comentario.

La edición es de El Club Diógenes de Valdemar, un formato bastante pequeño pero de tapa dura y letra grande, de la misma colección que el de La leyenda de Sleepy Hollow y otros cuentos de fantasmas solo que éste era de tapa blanda. La portada me gusta mucho y agradezco que no se haga una introducción hablando del autor porque en el caso del libro de Washington Irving no me gustó nada pero en fin. Este lo compré el día que terminé mi examen de griego hace ya unos meses junto a Cuentos completos de Poe y es ahora cuando lo he terminado. Al menos no he tardado años en leerlo como suele pasarme.

El primer relato por comentar es El que susurra en la oscuridad. Es bastante largo pero ameno de leer, muy en el estilo de Lovecraft con un protagonista que cuenta sucesos que le ocurrieron en un pasado reciente a modo de 'cartas' o memorias diría, pues se dirige a un lector y está narrado en primera persona. Es el profesor Wilmarth quien nos cuenta su horrible testimonio acerca de su correspondencia con el señor Akeley tras el hallazgo de cuerpos ahogados monstruosos después de la crecida del río. Este hombre, conocedor de todo lo extraño que ocurre en Vermont, se lo contará al profesor y aportará pruebas, pero se verá envuelto en un peligro que no podía llegar a concebir, y con ello también a Wilmarth. Todo lo que cuenta al final es de esperar y eso es lo que menos me gustó pues creo que era evidente lo que iba a pasar... De todas formas es una historia extraña, no tanto de miedo como de misterio, curiosa por hablar del descubrimiento del noveno planeta que efectivamente fue descubierto en 1930 (porque para mí el pobre Plutón seguirá siendo un planeta).
La sombra sobre Innsmouth es también un relato bien largo (el resto ya son más cortitos) y juraría que ya lo había leído pues me sonaba la historia pero no recordaba lo que pasaba exactamente. Durante todo el relato tenía la sensación de saber cómo acababa la cosa pero no sabía si era porque efectivamente me acordaba de la otra vez o porque se veía venir... De nuevo está narrado en primera persona por un joven que decide emprender un viaje antes de empezar el último curso y así es como va a parar a Innsmouth. Allí la gente es extraña, deforme o que padece una horrible enfermedad tal vez congénita, y la gente de los alrededores les rehuyen pero aun así él decide pasar allí un día, con la mala fortuna de empezar a saber demasiado. Ya desde el principio, en el que te aclara el propio protagonista que lo que cuenta está en pasado, sabes que a pesar de la tensión de los momentos de acción no va a pasar nada, pero Lovecraft siempre sorprende con algún detalle inesperado y pesimista, en este caso sobre la invariabilidad del destino y que no puede hacerse nada por luchar contra él. Es una historia curiosa, del estilo de las otras y creo que mi parte favorita es, como siempre, cuando se desvela todo el misterio contado por alguien al que todos consideran un loco. Pero lo que menos me ha gustado ha sido eso mismo, y es que el hablar de la gente se escribía mal aposta y era un dolor para los ojos, además de que dificultaba mucho la lectura porque no entendía nada...
Los sueños en la casa de la bruja es el siguiente y la narración pasa a ser distinta y estar escrito en tercera persona, lo que es todo un cambio, pero me sigue gustando mucho la forma de escribir de Lovecraft. Este relato es raro y muchas veces las descripciones extrañas se me hacían demasiado (o me estaba constipando, no lo sé). Mezcla ideas matemáticas con folclore y bueno, sobre todo con brujas, lo cual es interesante pero no sé si había demasiadas matemáticas para mi gusto. El protagonista es Gilman, un joven que se obsesiona con la historia de Keziah y Brown Jenkin, una bruja y su familiar que desaparecieron, con lo que él piensa que podían moverse por la cuarta dimensión. Se alquila la habitación en la que ella vivió y empiezan a ocurrirle cosas extrañas pero sobre todo a tener sueños. El misterio no se llega a desvelar y tiene el final más duro de todos los relatos del momento pero creo que ese final siniestro y macabro es lo que más me gustó.

Y llegamos a El ser del umbral, un relato algo más cortito (siento si me estoy enrollando mucho) y del estilo del anterior. Este también ha llamado mi atención porque es el primero de la colección que establece una relación directa con otro de los relatos y también porque no puedo evitar pensar que Lovecraft se usó a sí mismo como personaje, con un final... un tanto atroz pero inesperado y que me ha gustado. De nuevo, la narración es en primera persona y empieza contando el final para luego desarrollar toda la historia.
La Sombra de otro tiempo me recordaba en cierto modo a otro de los relatos aparecidos en Los mitos de Cthulhu pero no en este, que era La ciudad sin nombre. El protagonista nos narra desde el presente como viene siendo normal, su historia, unos hechos anómalos y extraños ocurridos en un pasado reciente. No tiene grandes momentos de tensión y ya con el principio sabemos más o menos cómo va a terminar la cosa pero hay descripciones curiosas y creada una sociedad inusual. Una ciudad ciclópea enterrada en las arenas de un desierto, por eso me recordaba a esa otra historia pero aquí no se limita simplemente a hablar de ella sino que hay una historia que gira alrededor de ella. Lo que me ha molestado un poco ha sido que cada vez que aparecían unas medidas (esto es, constantemente), venían con el sistema anglosajón de medida y entre corchetes la equivalencia al nuestro pero era muy incómodo de leer... Aparte de eso es un relato tranquilo y algo diferente del resto.
Para finalizar estaría El asiduo de las tinieblas, último relato de esta compilación y que tiene un aire que me ha recordado a Los sueños en la casa de la bruja, más que nada por el estilo pues no se centra en el terror cósmico sino que lo enlaza con algo más "normal", más cotidiano, que puede ser una iglesia abandonada. Otra cosa es ya lo que allí hay pero bueno. Es una historia normalita, dentro de la temática pero menos estrambótica diría, que las otras y la verdad es que me gusta esa familiaridad.

En general podría decir que evidentemente me han gustado más unos relatos que otros pero la recopilación me ha parecido buena y tengo ganas de leer más de este autor aunque ya no centrándome en su ciclo de Cthulhu sino que buscaré el de los sueños, me ha picado la curiosidad. Y bueno, sé que ha quedado una entrada un poco larga pero bueno... no he podido evitarlo. El resumen supongo es que recomiendo las obras de Lovecraft, escribe de una manera peculiar que me gusta mucho y sus historias son muy interesantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario