Una entrada por mes, ya casi parezco mi hermana. No sé por qué pero se supone que podría escribir más por eso de tener menos clase pero me pasa al contrario, antes escribía más y tenía muchas más clases... en fin, será que cuanto más tiempo libre más cosas me da por hacer. 

Siguiendo una especie de orden cronológico, hace tiempo que se habrá visto lo que ando leyendo ahí en el lateral del blog. Es la trilogía de Africanus, de Santiago Posteguillo, basada en la vida de Escipión el Africano que me regalaron mis padres allá por 2014 y que no había leído hasta ahora. Todavía estoy con el tercero pero ya me queda más o menos poco (y mi padre ya se ha leído los dos primeros, con esta presión yo no puedo leer tranquila) y la verdad es que no pensaba hacer reseña, por eso me estoy quedando sin entradas. El primer libro, Africanus el hijo del cónsul, me gustó mucho, se lee muy rápido (aunque me costó la vida ponerme) y la edición viene con mapa, esquemas de las batallas... eso me gustó porque me encantan esas cosas pero en el segundo libro, Las legiones malditas, ya empecé a ver cosas que me chirriaron un poco como poner a Escipión como el bueno y a Fabio Máximo como el malo maloso que es tan malo que le va el sadomasoquismo. La historia de Roma no me va nada y no sé del tema pero creo que es ensuciar la imagen del hombre porque sí. Curiosamente, ya en La traición de Roma, las tornas cambian y como fue el declive de Escipión el autor se desentiende de su protagonista y apenas aparece en el libro pero bueno, aún tengo que terminar de leerlo pero me apetecía comentar estas cosillas, aparte de que es el último libro de 2014 que tengo pendiente, esto hay que celebrarlo. Y por eso lo pongo en negrita.

Y ahora vayamos a lo importante. Iku se ha ido a Escocia, lo que significó de nuevo un viaje al aeropuerto pero esta vez no fuimos al maligno aeropuerto de Alicante sino que fuimos al de Madrid. El viernes bajamos a la ciudad para coger el autobús que nos llevara a Madrid después de bueno, las odiseas de siempre con nuestra familia (al menos ese camino lo tenemos dominado) y luego pues horas con un calor de muerte y un paisaje... aburrido. Un llano. Y llano. Y más adelante más llano. Solo había prados, dios... no podías distraerte mirando por la ventana así que opté por dormirme. Y después de imprevistos varios llegamos a la Puerta del Sol y ahí merendamos con un primo de mi novio en la Mallorquina, un batido de chocolate muy rico. Luego nos fuimos al hostal y a buscar una cosa aunque parecía muy turbio... y la verdad es que estaba limpio y se veía como en las fotos, estuvo bien. 



Al día siguiente había que madrugar la vida para ir al aeropuerto pero llegamos sin problemas y sin perdernos con el metro. Después del modo difícil del metro de Madrid debería saber ir en el de Valencia, ya lo probaré. El aeropuerto era enorme pero nos aclaramos bastante bien (y conocí a Tam Tam) y bueno, despedida y esas cosas, esta vez no lloré. Después mi novio quería enseñarme lo que conoce de Madrid así que nos fuimos de paseo a ver el Templo de Debod, un templo egipcio que trajeron piedra a piedra tal cual. Después de estar trabajando en el museo de mi pueblo pues como que entiendo y aprecio más estas cosas. Allí vimos a un pato muy simpático que nos picaba los dedos para que le diéramos de comer, fue adorable. Tomad un montón de fotos del pato. Luego nos fuimos a buscar un parque y lo encontramos al tercer intento (después de pasar por el Palacio Real), donde hay esculturas de reyes visigodos entre otras. Solo le hice foto a Wamba porque a Iku le encanta Wamba (evidentemente por el nombre) y a Wifredo el Velloso o Guifré el Pilós para mi padre. Ya a la tarde conocí a Invierno pero como no hay fotos del momento pues tendréis que creer en mi palabra, aunque sí hice un poco el guiri haciendo fotos a cosas guiris como puede observarse. Y volvimos a merendar en la Mallorquina porque quería otro batido de chocolate.




Y ya el domingo pues... tuvimos un despertar extraño. Eso de que estás medio dormida y escuchas voces y ruido en general... por suerte venía de fuera pero estábamos en un primer piso y nos enteramos de todo. De repente alguien empieza a decir más bien fuerte 'me debes 30 euros', y sigue 'dame tu reloj' y ahí es cuando te despiertas claro. Se empezaron a escuchar pasos por la escalera y a la otra persona decir 'es que no los tengo, llévame otra vez a la discoteca'. Al principio parecía un asunto de drogas o un atraco o vete tu a saber pero parece que era un taxista muy enfadado y alguien que volvía a casa a las 8 de la mañana... fue curioso y extraño...


A las tres tocó la vuelta a casa con más horas de autobús, estaba cansadísima y el lunes tenía clase, fui super zombi. Y luego pues más autobús hasta mi pueblo. A la próxima voy en tren, me gustan los autobuses pero creo que no tanto. Sobre compras pues evidentemente me traje un recuerdo de Madrid nada guiri que es el libro de Fantasmas y Samuráis. Cuentos modernos del viejo Japón, de Okamoto Kidô, y luego otras compras atrasadas por enseñar para que la foto no fuera tan sosa: el tomo 4 de orange, ya solo queda uno para el final y tengo muchas ganas de que llegue, filamentos del que ya hice reseña aquí y el libro de Hechizos para la bruja solitaria de Eillen Holland, que tuve que recoger el día que íbamos a Madrid y no pude llevármelo porque no me cabía en la mochila.


En fin, para no seguir saturando esto de fotos lo voy a ir dejando ya, es una entrada rápida pero es que fue un viaje rápido. Me han faltado aun cosas que contar pero me lo guardo para la próxima entrada chorra-diario-de mi vida, a ver si así escribo con un poco más de asiduidad... la semana que viene o la siguiente estaría bien. Así que nada, ya volveré por aquí~~

4 comentarios:

  1. todo se pega hermana
    Wamba es el mejor
    me encanta el pato, que monada *^* y bueno, por lo menos no lloramos en la despedida, supongo que ya estamos más acostumbradas xD espero que el viaje de vuelta con llano y más llano y praderas se hiciera algo más ameno que a la ida~ ¿a que es horrible? xD
    bye~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wamba creo que no hizo nada realmente importante.
      El pato era adorable, le pusimos Bladimiro *o* El viaje de vuelta pues fue con un grupo de niñas de unos 14 años así que no te digo más. No molestaron mucho pero... y si, es aburridísimo el paisaje.
      (/^^)/ \(^^\) ~~

      Eliminar
  2. Jajaja espera tengo que decir esto: Hola, yo soy esa Invierno a la que Tsukko conoció y sí puedo dar fe de que fue real ^^

    Y fue un placer conoceros a ti y a tu novio, en serio, me lo pasé genial, y es más tengo que decir que creo que es la primera vez que me tomaba un batido ahí en el salón de la Mallorquina. Que siempre había ido con mi tía de pequeña a comprar algún postre pero poco más...

    También tengo que decir esto, ¿cómo te puedes leer la trilogía esa? Nah es broma, es solo que los romanos siempre me han parecido unos pedorrones y huyo de las novelas basadas en ellos XD Pero sin rencores ¿eh? Que va de broma ^^.

    Por cierto, ¿ya has empezado con el de los hechizos para la bruja solitaria? ¿qué tal está/te parece? Espero que andes disfrutando mucho tus compras ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bieen, credibilidad a mis palabras (/^^)/
      Yo el sitio ese lo conocí el día anterior, tampoco te creas que lo tenía planeado XD pero bueno, recuerdos de infancia, eso siempre está bien~~
      La trilogía de Escipión pues mira, me pusieron tan bien esos libros en una excavación que dije 'bueno, les daré una oportunidad' y por eso me los leí. Además creo que es la primera novela histórica que leo. Por otra parte, los romanos siempre me han parecido unos pedorrones también, así que no te preocupes XD
      El de la bruja solitaria le he echado un ojo y de momento me parece bien interesante pero me lo leeré cuando esté más tranquila así que ya te diré y comentaré cosas ^^

      Eliminar