Reseña: Ulrika Magdova · Libro II. FORJA de la SANGRE, de Nathan Long

Y con este libro he terminado de momento con los libros que tenía que adelantar que no salían en el montón de pendientes (venga, ya queda menos). Me lo regalaron por mi cumpleaños de este año, dato importante, y la verdad es que es un libro bien difícil de conseguir... está prácticamente descatalogado y solo puede conseguirse por precios astronómicos pero no sé cómo se las ingenió mi novio para regalármelo. Me alegro de haber podido leerlo en castellano, aunque el tercer libro en inglés también es carísimo, no sé qué pasa con Ulrika...

¿Por qué lo leí?
1- Como dije, me lo regalaron, así que he cambiado la pregunta. Tenía ganas de seguir con los libros de Ulrika (aquí la reseña de Ulrika Magdova · Libro I: HIJA de la SANGRE) y al menos este sigue estando en castellano, no como el tercero que nunca lo tradujeron. Solo son tres libros y traducen dos, es bastante irritante cuando hacen eso. En fin, el primer libro me gustó mucho, fue interesante y siendo solo tres tenía ganas de leer los siguientes a ver qué pasa con Ulrika.

¿De qué va?
"Ulrika no duda en desafiar las leyes de las vampiras lahmianas para viajar a Praag, la ciudad asediada por los ejércitos del Caos, en busca de sus viejos amigos y de la gloria. A su llegada se encuentra con una población desolada, aunque desafiante, que ha conseguido expulsar a los invasores. Pero los Poderes Oscuros pueden adoptar muchas formas, y una nueva y más insidiosa amenaza se alza desde el interior de la ciudad: un culto a Slaanesh pretende apoderarse de Praag.

Rechazada por sus hermanas lahmianas y condenada por los humanos a los que intenta proteger, Ulrika deberá enfrentarse en solitario al origen de su destructivo destino, mientras hace acopio de toda su astucia y ferocidad para vencer en la lucha contra los malignos designios de los hechiceros y adoradores del Caos."

Ulrika huye de su vida en Nuln tras el ataque del strigoi pues Gabriella sigue tratándola como a una prisionera y Hermione no pone las cosas muy fáciles pues sigue obsesionada con la posible traición de Gabriella. Así, Ulrika decide ir a Praag para luchar contra los ejércitos del Caos y quién sabe, reencontrarse con sus antiguos compañeros pero la vida plácida que espera no lo es en absoluto pues las lahmianas de la ciudad pronto la encontrarán, y un culto a Slaanesh planeará hacerse con la ciudad y abrirle las puertas a Sirena pelo de Ámbar de los ejércitos del Caos. Por suerte, contará con la ayuda de Stephan, un extraño vampiro venido desde Sylvania en busca de venganza pero todo acabará siendo parte de un plan mucho más grande y al que difícilmente podrá hacer frente.

Opinión (sin spoilers):
Esta vez no puedo hablar de la edición del libro así que me centraré en lo que toca, que es la historia y la forma de narrar, así como en los personajes, que creo que sobre esto tengo bastante que decir porque... 
La impresión que me dio cuando empecé a leer este libro fue que la estructura era exactamente la misma a la del primero, es decir, una Ulrika torpe, tonta, indecisa y que no sabe qué hacer o por qué decidirse, exactamente igual que en el primer libro donde sacaba de quicio por no saber controlarse y en definitiva por ser una inútil. Este libro empieza igual, con una Ulrika demasiado impetuosa e irreflexiva, totalmente indecisa que al momento tiene una cosa clarísima y acto seguido todo lo contrario. Al menos desde el principio tiene que acarrear con las consecuencias de sus actos así que supongo que está pagada de su ineptitud. Sí, al igual me estoy pasando un poco pero es que Ulrika a veces me puede. Bueno, ella y la mayoría de los personajes pues parece que están hechos para que los odies o no sé, te des cuenta de que todos son malos pero parece que el autor se dedica a hacer realmente odiosos a algunos en particular, con esa sensación de 'siempre me está ganando, no puedo hacer nada contra ello, me siento totalmente impotente ante esto y encima el malo maloso parece que disfruta con ello lo que lo hace más odioso aún'. No sé si me explico... Como libro diría que no es una gran obra literaria, es bastante 'sensacionalista' con los malos horribles que parece que ganan en todo momento más o menos hasta el final (como siempre) y al final la cosa se salva por los pelos y contra todo pronóstico (es decir, en el último capítulo). Supongo que una buena forma de definirlo sería 'obra barata' pues la calidad no es especialmente buena pero al menos está bien escrito y entretiene. 
Lo que hay en este libro son más que nada reflexiones, Ulrika siempre está pensando sobre sus acciones, sobre su hipocresía, y la mayoría del libro se va en esto. También tiene su buena dosis de descripciones y de acción y la verdad es que aunque a veces se me hacían un poco lentas las luchas, he de decir que estaban bien descritas. El principio del libro es algo caótico, Ulrika no sabe por dónde ir y parece que la trama tarda mucho en encauzarse pero luego mágicamente todo tenía sentido desde el principio, y es un recurso que no sé si me ha gustado, al igual que la resolución final. El autor juega mucho con liarnos, con darnos argumentos para luego destrozarlos (muchas veces solo en la cabeza de Ulrika, lo que la hace indecisa y poco centrada) y con plantearnos ideas para que sospechemos de tal o cual personaje, muchas veces haciendo trampas al final planteándonos un escenario con x número de personajes que pueden ser los malos para que luego no sea ninguno de ellos. Y de repente en los dos últimos capítulos todo se desmorona y todo lo que sabíamos desde el principio pues resulta que no. Ciertamente se da alguna que otra pista sobre esto, como en todo lo importante del libro, pero... no sé. Y sobre los personajes... poco hay que decir en verdad, pues no llega a conocerse a ninguno de ellos, esta vez me han parecido más artificiales como por ejemplo Raiza, que no tiene mucho sentido; Evgena y Galiana son una cosa aparte y creo que hablaré de ellas en la parte con spoilers; y luego está Stephan, bastante enigmático desde el principio y del que se nos hace sospechar y dejar de sospechar todo el tiempo. Ciertamente es el 'Friedrich Holmann' de este libro pero mucho menos comprensible y del que realmente no sabemos nada en ningún momento. La relación de los personajes no me ha gustado, no sé si es porque no están bien hechos o porque el autor ha decidido hacer creíble la relación de las lahmianas con otros vampiros...

Opinión (con spoilers):
Y llegamos a la parte con spoilers. Ulrika huye de Gabriella por una pataleta y se va a Praag con la secreta esperanza de reencontrarse con los amores de su vida (Félix y Max) y a la vez luchar contra los ejércitos del Caos y sentir que hace buenas acciones. Llegar le cuesta lo suyo pues con las prisas por irse olvida hacerlo todo, como es alimentarse, buscar un medio de transporte... y cuando llega descubre que los ejércitos del Caos no van a asediar Praag. Ahí ya pierde el sentido su ida a la ciudad y además tampoco encuentra a Gotrek y Félix, solo a Snorri que le dice que han desaparecido. Max si que está y va a verle pero lo encuentra con una amante y le reprocha lo poco que le ha sido fiel cuando ella sabe que él la quería. No piensa, claramente, que ella se lanza a los brazos del vampiro que la convierte al poco de encontrárselo y que es ella la que tendría que reprocharse cosas. Además, como era de esperar, Stephan se convierte como dije en el nuevo Holmann y podría decirse que Ulrika se olvida una vez más de Max para enamorarse esta vez del vampiro. Y al final la cosa no sale bien porque toda la historia que le cuenta Stephan sobre que iba a vengarse del vampiro que mató a su padre de sangre era mentira, pues realmente algo más grande está por llegar y una serie de vampiros de Sylvannia planea destruir todas las redes de información de las lahmianas y en definitiva, a las lahmianas, y es por ello por lo que mandan al strigoi a matar a las vampiresas de Nuln, estando ahora en peligro de nuevo. Ulrika vuelve a Nuln y ahí acaba el libro, dejándolo todo para el tercero lo que no me parece muy justo...
En fin, y llegamos al punto especial sobre la boyarina Evgena y Galiana. Evgena es la jefa de las lahmianas de Praag, y cómo no, está tan obsesionada con su cargo que no ve que el culto de Slaanesh va a destruirla, ella solo piensa en que Ulrika y Stephan van a traicionarla y solo piensa en ponerse a salvo y en huir. Y bueno, en matarlos a todos sin querer escuchar nada sobre lo que le diga Ulrika. Ciertamente al final tenían razón sobre Stephan pero se hacen unos personajes insufribles, al estilo de Hermione del primer libro y me pregunto si siempre tiene que aparecer alguien así en estos libros. Ya cuando pasa todo parece que recapacitan pero... el principio es de intentar matar a Ulrika cada vez que se presenta en su puerta y al final cansa, es como hablar con una pared y eso es bastante frustrante. 

¿Me arrepiento?
El libro tiene muchos puntos malos como se habrá visto pero la cosa se queda interesante y aunque Ulrika me saca de quicio y todos los personajes son odiosos me he quedado con ganas de saber qué pasa en la tercera parte (esa que no está en castellano y aún en inglés tiene un precio bien elevado).

2 comentarios:

  1. A mí me pasó algo parecido con "El nombre del viento", que los acabé odiando a todos XD. No creo que fuera capaz de leer nada de temática warhammer, pero me recuerda que debo seguir con el Elfo Oscuro ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Warhammer no está del todo mal pero en serio, los personajes... uf. Y nada, suerte con El Elfo Oscuro :)

      Eliminar