Reseña: Harry Potter y la Orden del Fénix, de J.K. Rowling

He tardado bastante más en leer este libro que el anterior, pero no solo por sus casi 900 páginas sino porque entre Harry y Umbridge me exasperaban y no podía seguir leyendo, por no comentar el estado en que estaba el libro... la gran mayoría de las hojas están sueltas y lo más fácil era coger directamente el capítulo que estabas leyendo... pero bueno, reseña.

¿Por qué lo compré?
1- Este libro lo compramos mi hermana y yo cuando salió aunque no recuerdo si lo compramos a medias o cuándo exactamente... sí recuerdo que cuando lo trajeron a la papelería de aquí del pueblo y que solo trajeron 10 ejemplares. Por lo visto nos quedamos con el malo. Pero por qué lo compramos, para seguir con la historia, era el boom de Harry Potter en esos momentos y todos queríamos leerlo.
2- Ya en la actualidad, decidí leerlo porque no recordaba nada del libro, por seguir la saga y... creo que ni siquiera he visto la película así que me venía todo de sorpresa pues creo recordar que lo leí solo una vez así que podría decirse que en cierto modo tenía curiosidad.

¿De qué va?
"Las tediosas vacaciones de verano en casa de sus tíos todavía no han acabado y Harry se encuentra más inquieto que nunca. Apenas ha tenido noticias de Ron y Hermione, y presiente que algo extraño está ocurriendo en Hogwarts. En efecto, cuando por fin comienza otro curso en el famoso colegio de magia y hechiceria, sus temores se vuelven realidad. El Ministerio de Magia niega que Voldemort haya regresado y ha iniciado una campaña de desprestigio contra Harry y Dumbledore, para lo cual ha asignado a la horrible profesora Dolores Umbridge la tarea de vigilar todos sus movimientos. Así pues, además de sentirse solo e incomprendido, Harry sospecha que Voldemort puede adivinar sus pensamientos, e intuye que el temible mago trata de apoderarse de un objeto secreto que le permitiría recuperar su poder destructivo."

Tras un horrible verano prácticamente incomunicado, Harry es atacado junto a su primo por un grupo de dementores, lo que desembocará en la llegada de una carta con la expulsión del colegio y tras esto una vista para explicar el por qué hizo magia. Este acontecimiento lo llevará al cuartel general de la Orden del Fénix, y cesará su verano alejado de las noticias que tanto ansiaba. Mientras tanto, volverá a Hogwarts y allí se enterará de la campaña de desprestigio contra él y contra Harry pues Fudge se negó a creer que Voldemort hubiera regresado, así que, sospechando de Dumbledore, mandará a Dolores Umbridge como nueva profesora de Defensa contra las Artes Oscuras, haciendoles la vida imposible a los alumnos. Cada vez el Ministerio se inmiscuirá más en los asuntos del colegio hasta que al final todo se acaba desmoronando. Por otra parte, Harry tendrá extraños sueños relacionados con Voldemort que harán que vea cosas que no debería saber...

Opinión (sin spoilers):
Creo recordar que fue gracias a este libro por lo que dejé de leer Harry Potter y la verdad es que entiendo perfectamente a la Tsukko del pasado pues este libro es bastante insoportable, pero creo que llegué a leer el sexto libro de todos modos, aunque no recuerde absolutamente nada de él. El libro sigue la evolución que se veía venir en los libros anteriores: la lectura sigue siendo fluida y amena pero ya se van encontrando aspectos mucho más maduros reflejados aquí, y por desgracia, también se ve la evolución de los personajes, pues ahora todos se han vuelto bastante horribles, que ya no sé si es la adolescencia o qué. En verdad es un libro que se me hace muy raro pues no le veo el sentido. Ciertamente me gusta que cada libro de la saga empiece de una manera diferente para que no se haga repetitivo el tema de 'verano aburrido - llegada a Hogwarts' pero creo que en este caso no me ha gustado, demasiado drástico, ya desde las primeras páginas se ve a un Harry horrible e irascible que va a seguir así durante 800 páginas más y al final es cargante, se pasa el libro gritando, quejándose de lo incomprendido que es y lo injusta que es su vida, y me ha llamado la atención que Hermione, cada vez que Harry se enfada, le tenga miedo, no sé si me ha parecido exagerado o que si Harry parece un loco pero con lo mal que me cae creo que la segunda. En general el libro podría resumirse con estas bonitas palabras:

"-¡Mira -añadió Phineas Nigellus hablando en voz aún más alta que Harry-, por eso precisamente odiaba ser profesor! Los jóvenes están convencidos de que tienen razón sobre todas las cosas. ¿No se te ha ocurrido pensar, miserable engreído, que podría haber un excelente motivo por el que el director de Hogwarts no te confía los detalles de sus planes? ¿Nunca te has parado a pensar, mientras te sentías tan injustamente tratado, que obedecer las órdenes de Dumbledore todavía no te han causado ningún daño? No. Claro que no; como todos los jóvenes, estás convencido de que eres el único que siente y piensa, el único que reconoce el peligro, el único lo bastante inteligente para darse cuenta de qué es lo que planea el Señor Tenebroso..."

Harry se convierte en una persona insoportable, irascible, un creído egocéntrico que hace lo que quiere sin pensar en nada más, porque en verdad creo que solo piensa en él mismo. Es divertido cuando se detalla un episodio de la vida de su padre, de la pandilla cuando iban a Hogwarts, pues a Harry su padre le parece un creído y le sienta muy mal, pero es que él me parece lo mismo. Todo el libro se centra en él, Malfoy ya apenas sale, por no decir que prácticamente no sale, Ron se vuelve también un personaje bastante horrible, solo Hermione parece que se salva junto a los gemelos Weasley pues tampoco me parece que la actitud de Sirius sea ejemplar ni mucho menos. Por no hablar de Fudge ni de Umbridge claro, que son los malos del libro y casi esperpénticos pues me parece difícil que sean como son, tan cerrados de mente, tan inmorales. Que posiblemente existan personas así pero como llevo diciendo un par de libros, los malos son muy malos y los buenos muy buenos. Respecto a Hagrid... creo que también evoluciona a peor pues solo piensa en sí mismo, un poco como Harry, y parece mentira cómo las figuras de autoridad, la seguridad que daban, se vuelven más débiles y desaparecen, supongo que porque los protagonistas se hacen mayores y las cosas cambian. 
Sí es cierto que en este libro las cosas cambian, se sale de la rutina del resto de libros donde todo es mágico e infantil: ahora las clases no son lo importante, sino la vida tras las clases y la vida personal de los protagonistas con sus amoríos, lo que demuestra una mayor madurez, que los personajes están creciendo y que la saga ya no es lo que era pues si en el cuarto libro descubrimos lo que era la muerte, en este libro vuelve a ocurrir, volviendo ese trasfondo tan oscuro y cruel que se dejaba entrever en los primeros títulos de la saga. No sabría qué más decir sobre Harry Potter sin spoilers pues la mecánica digamos que se repite, al igual que ese peculiar sentido del humor y la forma de escribir, que sigue casi igual desde el primer libro. 

Opinión (con spoilers):
Odio a Harry. Odio a Harry con toda mi alma. ¿De verdad hay gente a la que le sienta tan sumamente mal la adolescencia? Porque parece difícil. Creo que fue en este libro cuando decidí que quería que Harry muriera al final pero no, resulta que no, y mira que se lo merece. Todo lo mal que se siente al final del libro me sabe a poco, es un imbécil durante todo el libro y va de victimista, que vale que se han pasado el verano desacreditándolo pero Sirius muere por su culpa y sus amigos son heridos por su culpa, y creo que no paga lo suficiente por ello, pues si no fuera tan impetuoso no habría pasado pero no, él tenía que ir a donde Voldemort le decía porque ¿cómo iba a ser una trampa? ni se le ocurre pensar eso y mira que hay indicios, pues no, que hay que ir a por Sirius y a por Sirius, y al final muere por su culpa. Tampoco es que tenga palabras bonitas para el resto pero es que lo de Harry me supera... El caso es que la muerte de Sirius no me ha afectado tanto como pensaba, supongo que porque apenas aparece en el libro y cuando lo hace es igual de insoportable que el resto de personajes, aunque sí recuerdo que la primera vez que lo leí no me lo esperaba y me quedé muy triste. En verdad no se espera demasiado pero es un giro argumental interesante. 
Por lo demás, destripemos cosas acerca de la vida sentimental de Harry. En este libro, como ya pasaba en Harry Potter y el cáliz de fuego, se siente atraído por Cho Chang, que era la novia de Cedric Diggory. Ella parece sentir lo mismo por él pero al final, en parte por la ineptitud de Harry y la poca ayuda de Ron, acaba la mar de mal con Cho. ¿Y qué más decir con spoilers además de lo más importante? Por fin Dumbledore le desvela a Harry la razón de su cicatriz. En verdad a mi no me parecía tan importante, ni siquiera había reparado en el asunto... pero el caso es que todo estaba en una profecía desvelada por la profesora de Adivinación, profecía por la que es contratada como profesora en Hogwarts. En resumen, Harry, al ser marcado por Voldemort, será su víctima o bien acabará con él pues no pueden estar los dos vivos, uno tiene que morir. Y así es como acaba el quinto libro, sin dar muchas más explicaciones.

¿Me arrepiento?
En parte sí, es un libro excesivamente largo y en general, todos los personajes me caen mal pues parece que degeneran y van a peor sin excepción (bueno, tal vez debiéramos dejar a Neville aparte). Ya la primera vez que leí este libro decidí no leer más, aunque creo recordar que sí leí el siguiente, pero me dejó un mal recuerdo y por eso no terminé la saga. Ésta vez me ha pasado lo mismo pero creo que la terminaré para conocer, tras uchos años ya, cómo acaba Harry Potter.  

Como extra dejo una foto del estado del libro, era bien complicado leer...

6 comentarios:

  1. Como una potterhead debo decirte que me sabe mal darme cuenta que hay gente a la que no le gusta harry Potter (ni hablar de esta parte que es una de mis favoritas por la presencia de Luna -porfin!) pero comprendo a lo que te refieres cuando dices que Harry se porta como un imbecil y que es difícil de creer que haya gente tan ciega inmoralmente como Fudge o Umbridge, pero aún así difiero con tu opinión acerca del libro, a mi la saga completa me encanta.
    Nos leemos n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que es normal, cada persona tiene sus gustos, yo por ejemplo no concibo a la gente a la que no le gusta El Señor de los Anillos XD
      Pero creo que éste libro es una excepción, después de éste la saga mejora a pesar de algún que otro fallo digamos estructural, pero con este libro no pude, más que nada por eso, los personajes.
      Gracias por comentar ^^

      Eliminar
  2. yo también odie a Harry porque me pareció un gilipollas aunque curiosamente la primera vez que lo leí cuando eramos pequeñas me parecía muy lógico todo lo que hacia él... *iku dandose golpes contra la mesa*
    por lo demás, es divertido tener el libro roto, es una aventura leerlo y darte cuenta de que hay hojas cambiadas o que no están en orden xD
    bai~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que de pequeño tu piensas como Harry en este libro y luego claro, ves la realidad...
      ¿Había páginas que no estaban en orden? No me suena O.o

      Eliminar
  3. Hola!
    Recién encontré tu blog y debo decirte que me gusta mucho :D
    Por eso he decidido nominarte al premio Best blog , aqui esta la entrada http://dulceagoniadelalectura.blogspot.com/2014/11/varias-nominaciones-parte-i-premio-best.html
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues muchas gracias, ahora lo miro :)

      Eliminar