Reseña: Las CRÓNICAS de NARNIA La silla de plata, de C.S. Lewis

¡Ya vamos por el sexto libro! Ya queda poco. Con este libro también he tardado algo más pero bueno, aproveché para acabar otros que estaba leyendo y a empezar algunos de clase que realmente deberían ser la prioridad... en fin, no pensemos en ello, pues ya solo queda uno más y acabamos la saga de Las CRÓNICAS de NARNIA

¿Por qué lo compré?
1- Lo de siempre, por qué lo leí y no por qué lo compré. Ya es el sexto libro y no creí que fuera a leerlo o al menos a leerlo pronto pues no estaba en la biblioteca pero al final me lo dejaron y he podido seguir en orden (eso está bien). Por lo demás la razón es la de siempre: lo he leído para leer completa la saga.

¿De qué va?
"Narnia..., un mundo donde los gigantes causan estragos..., donde la maldad teje un conjuro..., donde gobiernan los hechiceros...
A través de peligros inauditos y cavernas profundas, marcha un noble grupo de amigos al rescate de un príncipe cautivo. Sin embargo, su misión en la Tierra Inferior los lleva a enfrentarse cara a cara con una maldad más hermosa y letal de lo que habrían esperado encontrar jamás.
Narnia, la tierra donde todo puede suceder."

Jill es perseguida por otros alumnos de la Escuela Experimental y se esconde para llorar tras el gimnasio, aunque es encontrada por Eustace, que intenta consolarla, pero los demás averiguan dónde están y éstos se ven obligados a huir, acabando en Narnia. Allí, recibirán una lección de Aslan y deberán encontrar al príncipe Rilian, hijo de Caspian, que desapareció hace 10 años. Así, han de seguir cuatro señales para dar con él y dar un nuevo rey a Narnia, ya que Caspian es un anciano. Pero las cosas no serán fáciles ya que echarán a perder muchas de las señales: Eustace, Jill y Charcosombrío, un extraño ser que vive en los pantanos. Llegarán al norte, a la tierra de los gigantes y averiguarán qué fue del príncipe, no sin antes encontrarse con misteriosos personajes antes de descubrir la verdad y la Tierra Inferior.

Opinión (sin spoilers):
Qué decir de este libro. Me ha resultado un tanto extraño pues creo recordar que no lo había leído nunca y por lo tanto ha sido una sorpresa (o lo más probable es que no lo recordara en absoluto). Los personajes para empezar, son otros y ya no los Pevensie, sino su primo Eustace, que apareció ya en La travesía del Viajero del Alba, y una compañera de clase, Jill. El principio se me hizo cansado y aburrido, pues es diferente al resto de libros, es como si le faltara algo, aunque pensándolo, está bien que los libros sean diferentes entre sí, aunque no me gustara en demasía. De todos modos llega un momento en el que el ritmo del libro se va acelerando y ya resulta más rápido y divertido de leer, esto es, cuando por fin la trama avanza y pasa algo. Aparte de eso, el libro trata más temas espirituales y eso que no les he prestado demasiada atención, pero se me hace más evidente que en otros libros, sobre todo al final, y también en el tema moralizante y de arrepentimiento. Decir que los personajes, sobretodo Jill, me han caído bastante mal, es como si hubiesen perdido la magia, no sé, aunque tiene algunas cosas interesantes y que me han gustado más como la historia de la Dama Verde y su plan, pues era lo "más mágico" del libro, por llamarlo de alguna manera.

¿Me arrepiento?
No, ya tengo ganas de ver cómo acaba todo, la verdad. Este libro es raro, como ya dije no tan "mágico" como los otros y más centrado en otros temas que en el fondo no me han entusiasmado demasiado, qué le vamos a hacer, pero igualmente es una lectura entretenida, fácil y amena que ya ha perdido toda la interacción con el lector y se presenta no ya como un libro tan infantil como otros aunque odiara a los personajes, pero supongo que eso tiene que ver con el tema espiritual. En resumen, el libro está bien, pero no me gusta tanto como otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario