Definitivamente he superado mi récord en cantidad de entradas seguidas, y con lo bonito que estaba quedando con todas las reseñas de Las CRÓNICAS de NARNIA voy y hago esto y queda ahi en medio bien discordante. Pero me da igual. Últimamente mi vida es poco fructífera y no hay cosas que contar, aunque dije por ahí que pondría fotos de mis nuevas adquisiciones y aunque me daba muchísima pereza coger el movil para hacer las fotos y luego pasarlas al ordenador y editarlas, lo he hecho. Lo que hago por mi blog, che.



Lo primero que me compré fue la chaqueta, allá por exámenes porque, bueno, ya la había visto por el mercado y tal, y siempre he querido tener una chaqueta así. No sé cómo se llama, creo que se llama trenka o algo así, pero eso, que siempre había querido tener una. Yo lo definía por los botones raros para abrocharla pero bueno... el caso es que me viene bastante grande pero me da igual, más ancha y cómoda. Lo que no me gusta es que tenga rojo porque no me gusta el rojo, pero por el precio que me costó y que no he vuelto a ver chaquetas así yo creo que puede pasar. Lo segundo es un vestido que me compré en Teruel, aprovechando que allí aún estaban de rebajas. En verdad no pensaba comprármelo en negro, yo lo quería color ciruela con las letras en negro pero no me venía lo suficientemente ancho y cómodo, así que al final pues el negro. Así se rige mi vida a la hora de comprar ropa: "¿es ancho y cómodo? no, pues no me lo compro. ¿Es negro o azul? no, pues tampoco." Debería cambiar eso, toda mi ropa es de esos colores. Pero bueno, ya lo último es un sueter de lana de color azul oscuro, muy abrigito y que también me viene holgado. No lo uso mucho porque en la ciudad posiblemente me asara con él, pero aquí en el pueblo bien, así un momento para salir a la calle porque no puedo salir con el pijama. Y creo que esas son todas mis adquisiciones de ropa (paso de buscar y tener que hacer las fotos y editarlas y todo eso). Vaya, nunca había hablado tanto de ropa...

Pero bueno, aparte de eso, mi gata ha tenido gatitos. El pobre animal no sé si tiene 10 años ya, pero sigue quedándose embarazada, y a la pobre al final le va a pasar algo. Esta vez ha tenido tres gatitos y se murió uno... los que quedan son Lupin y Sirius, uno gris y otro negro. Todavía son muy pequeños, no han abierto siquiera los ojos, y es el momento perfecto de acosarlos porque no pueden defenderse aunque uno bufa y el otro maulla, pero me da igual. No les he hecho muchas fotos porque, 1) el gato los tiene metidos debajo de la escalera y 2) está nublado y no se iba a ver nada. 
Ayer sí que les hice una foto pero aún están en plan de hacer cúmulos de gatos para tener calorcito, así que poco se ve. Menos mal que uno es negro y el otro gris, si no no se distingiría nada. Grabé un video pero a movie maker no le da la gana funcionar y pasa de mi y me está cabreando porque quería editar el video para subirlo pero bueno ¬¬

Por lo demás poco que decir, el otro día hubo huelga y por una vez no se lió en mi universidad, cosa impensable. Ese día me tocó ir a clase para recibir una conferencia en italiano, y tomar apuntes claro, porque hay que hacer un trabajo de eso. Sorprendentemente pillé bastantes cosas, y más si el hombre hubiese hablado lento, cosa que dijo que haría y no hizo. Ya veremos cómo sale el trabajo. Y debería seguir leyendo las memorias de Abd Allah para Mundo Islámico. Qué pereza. Esta tarde me pongo seguro. Y como ahora mismo no se me ocurre nada más que decir pues lo dejo así, ya escribiré cosas la semana que viene, que al igual me ha pasado algo, quién sabe, y puedo hacer una entrada con más fundamento que ésta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario