Reseña: Murasaki, de Julio Baquero Cruz

Este libro la verdad es que me lo he tomado con calma (me lo habré leido en un mes o cosa así, cosa que tampoco es mucho pero acostumbro a leer rápido), leyendo solo por las noches y tranquilamente, pero es que el libro estaba algo complicado a veces y tenía que releer las cosas, bueno, ahora lo explicaré todo.

¿Por qué lo compré?
La portada y el título fueron muy influyentes, la verdad. Era mi cumpleaños, fuimos a una librería y me dejaron escoger. El libro estaba entre las novedades, creo, y al leer 'Murasaki', una palabra claramente japonesa, y al ver la portada con esos colores azules tan bonitos fue un: 'no tengo ningún libro sobre Japón' así que me decidí a comprarlo. Sí, son razones un tanto... tontas, pero la sinopsis no es que ayudara mucho.
Tenía un poco de miedo porque los libros que se suelen denominar novela histórica suelen ser... inventadas, para qué mentir, ya que los autores no son historiadores, muchas veces no saben de lo que hablan y se inventan la historia, y lo peor es que la gente que lo lee puede tomarlo todo como verdad cuando no es así, pero bueno, me arriesgué con el libro ya que aunque estudio historia, no tengo mucha idea de historia japonesa y no me enfadaría digamos, al leer errores.

Sinopsis:
"Murasaki, Murasaki, Murasaki... Su nombre eran los campos de lavanda, el perfume y el color violeta de sus flores, los racimos de glicina que cuelgan de los muros más antiguos, y una raíz que comparten varias plantas y cuya esencia púrpura se usaba para teñir las mejores sedas...
La vida de una mujer en el Japón antiguo. Una ensoñación que nos transporta a ese mundo fascinante, tan lejano y a la vez tan cercano, para mostrarnos los lujos y la indolencia del palacio imperial, el erotismo refinado del barrio del placer, la vida consagrada a la belleza y al saber, y el camino de vuelta a la naturaleza. Una intensa aventura del alma."


Resumen:
El libro se divide en diversas partes. En la primera parte, Koji es la hija del ministro de la derecha y de Minamoto no Rinshi, pero sus padres están demasiado ocupados, así que ella y sus dos hermanos, Hitori y Kitano, pasan mucho tiempo alejados de ellos, ocupándose de su educación los tres locos: el loco de la poesía, el loco del dibujo y el loco de la música. Sus hermanos no hacían caso de sus enseñanzas, pero Koji se mostraba interesada y con ganas de aprender ese arte sutil que intentaban los locos inculcarles, algo efímero y bello como es el arte, pero también terriblemente complicado donde la mayor parte del aprendizaje eran reflexiones, prácticamente sobre la existencia. Un día, Minamoto no Rinshi, al ver la belleza de su hija, hace que le corten el pelo y la mandan fuera de palacio.
En la segunda parte, una niña llega al barrio del placer, un lugar inhóspito y no muy apropiado para una niña donde los hombres buscan a las oirans o a las prostitutas. A la niña la mandan a una casa de oirans y la ponen al servicio de Otomae, la más famosa oiran del barrio, llamándola Momobana. Allí le enseñan cómo dar placer a los hombres, y será violada repetidas veces. Mientras se contarán las artimañas de la dama Otomae con dos de sus clientes y su final.
La tercera parte es sobre Murasaki, una bella joven que entra al servicio de una anciana que vive en palacio. Será envidiada por las compañeras de la princesa Hiromi debido a su saber y su belleza, y también al interés que despierta al príncipe Hitori, cosa que también molestará a la princesa. Pero Murasaki los ignorará, reencontrándose al fin con su hermano y amante Hitori, viviendo al fin en paz, cosa que no durará. Aparecerá un nuevo calígrafo, interesado en Murasaki, y su relación no acabará muy bien. Al final, algo horrible llegará a palacio, el emperador tendrá que huir y todos los nobles con él, para intentar buscar una solución a los catastrofistas presagios.
En la cuarta parte, Murasaki se rapará y se vestirá de monje, emprendiendo un viaje para borrar el tedio y el cansancio que la acompaña desde su estancia en palacio. Para ello, la princesa Hiromi le regaló una gata, llamada Bara, que también la acompañará esta vez. Disfrazada de monje vagará por diversos parajes hasta llegar casi a los límites de las ocho islas, donde será atrapada por los bárbaros.
La quinta parte trata sobre su estancia con los bárbaros. El jefe de los bárbaros descubrirá que es una mujer y la violará, convirtiéndose su vida en algo parecido al barrio del placer, Rokudo. Vivirá con una anciana que le contará sus historias y costumbres, y de cómo ellos llegaron y los relegaron al norte, cada vez más al norte, cuando eran ellos los que habitaban desde siempre las ocho islas. Pero un día las cosas cambian y el ejército imperial llega, teniendo Murasaki que huir.
La última parte trata sobre la llegada de Murasaki al bosque, que pasa a vivir con un anciano que lo habita y que la salva del ejército. Allí, en silencio, intentará comprender qué es el bosque, a semejanza de cuando era niña.

Opinión (sin spoilers):
El libro es complicado. No es histórico, es simplemente una extraña recreación de lo que fue Japón, una especie de oda a la poesía y a una visión de las cosas artística y filosófica (claro que también está lleno de haikus). Casi parece que no cuenta una historia, sino que la vida de Koji y de todas las mujeres en las que se va convirtiendo es una excusa para hablar de ciertos temas relativos a la vida, la muerte, el amor, el conocimiento... o eso es lo que me parece. Es un libro difícil a veces de leer, hay que pensar las cosas, es muy filosófico y dificil de entender. El final es muy confuso, acaba de repente y porque sí prácticamente, no sé si eso me ha gustado... Pero bueno, tal vez el resumen parezca largo y hable demasiado sobre la historia, pero creo que lo importante no es lo que le pasa a la protagonista, de lo que he hablado muy por encima, sino sus pensamientos, sus reflexiones.

¿Me arrepiento?
No me lo puedo tomar como una novela histórica ya que no es eso lo que se ha pretendido, así que mis prejuicios acerca del tema han quedado menguados. Es un libro que me ha gustado a pesar de ser tan sumamente explícito en cosas que creo que no eran necesarias pero bueno, no me arrepiento, es, podría decirse que introspectivo, hace pensar aunque la verdad es que tienes que compartir esos pensamientos para poder entenderlos y estar de acuerdo con ellos, si no los entiendes o no los compartes probablemente no entiendas el libro. No me arrepiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario