Reseña: La saga de Geralt de Rivia · Libro III. La sangre de los elfos, de Andrzej Sapkowski

He de decir que he tardado bastante en hacer y publicar la reseña porque por primera vez en mucho tiempo se me acumularon y no me daba para hacer todas las que quería... Aparte de eso en verdad no tardé tanto en leerlo como pensaba pero siempre pasa lo que pasa con las publicaciones. En fin, vayamos a ello.


¿Por qué lo leí?
1- La verdad es que no fue simplemente por seguir con la saga porque había leído los otros dos sino que ya tenía curiosidad por ver cómo era la primera novela de Geralt.

¿De qué va?
"En verdad os digo que se acerca el tiempo de la espada y el hacha, la época de la tormenta salvaje. Se acerca el Tiempo del Invierno Blanco y de la Luz Blanca. El Tiempo de la Locura y el Tiempo del Odio, el Tiempo del Fin. El mundo morirá entre la escarcha y resucitará de nuevo junto con el nuevo sol. Resucitará de entre la Antigua Sangre, de Hen Ichaer, de la semilla sembrada. De la semilla que no germina sino que estalla en llamas. ¡Así será!¡Contemplad las señales! Qué señales sean, yo os diré: primero se derramará sobre la tierra la sangre de los Aen Seidhe, la Sangre de los Elfos..."

Opinión (sin spoilers):
Y aquí ya empieza la historia de verdad. Y nunca mejor dicho, porque bueno, es el primer libro, la primera novela de verdad, ya no son relatos cortos y supongo que es por eso por lo que es tan introductorio. Pero bueno, vayamos con la reseña y me explico mejor, aunque creo que quedará bastante corta ya que de la edición poco tengo que decir y de la narración es algo que ya se ha comentado en los dos libros anteriores (Libro I. El último deseo y Libro II. La espada del destino) por lo que tampoco puedo aportar muchas cosas. Sí que he de decir que esta edición, a diferencia de las otras dos partes, viene con un mapa del territorio y es una cosa que me gustó mucho y lo agradecí porque muchas veces, cuando te viene el mapa directamente en el primer libro no le presto ninguna atención pero ya en el tercero, al haber leído cosas sobre Wyzima, Cintra o Brokilón por ejemplo me hizo ilusión encontrarlos en el mapa porque ya sabía de ellos y quería saber dónde estaban. Es un detalle tonto pero es lo que pasó.
La historia no empieza por donde se quedó el segundo libro sino que hace un salto, con recuerdos pasados y vuelta al presente. Es una cosa que aparece mucho en este libro, recuerdos, sueños, narraciones pasadas y presentes, cartas, lo que lleva a que sea un poco confuso pero tampoco es algo que molesta especialmente. Geralt se encuentra entonces con Ciri y empieza su entrenamiento de bruja pero alguien la busca y ambos se encuentran en un peligro constante. Se entremezclan así asuntos políticos de los distintos reinos y de Nilfgaard, que llegado del sur se hace un hueco a base de conquistas en el territorio, azuzando a los elfos y demás razas a sublevarse contra los humanos, lo que supone también un problema interno para los reinos. Para que Ciri esté segura y pueda tener una educación en condiciones Geralt se separa de ella mientras intenta averiguar quién la busca con tanto interés.
Esta es una historia pues en la que cada uno va por su lado y en la que realmente pocas cosas ocurren pero en cierto modo me recordó un poco a los relatos, con esa idea de que la historia de cada personaje por su cuenta es un pequeño relato. Creo que es un libro muy introductorio que te deja preparado lo que ocurrirá a continuación aunque en un orden un poco extraño pues el último capítulo es un poco inesperado, justo cuando intentas entender los líos políticos y qué está pasando. Se presenta la organización de los magos, lo que pasó en Sodden, la guerra, los nuevos métodos de Nilgaard, los Ardillas... todo queda puesto en el tablero, a la espera de que alguien de un paso. 
Supongo que lo que más me ha gustado es que se nota toda una evolución en los personajes, sobretodo en Ciri pues se nota mucho que crece y deja de ser una niña aunque se siga portando como tal algunas veces, es un poco insufrible pero nada que ver con el primer relato en el que apareció. Yennefer también se deja conocer algo más pero los personajes centrales de Geralt y Jaskier en los primeros libros desaparecen un poco en este y pierden protagonismo, aunque en el fondo todo gire en torno a Geralt, que para eso es el protagonista. 
En resumen es un libro un tanto extraño en cuanto a composición, con esos saltos y esos cambios tan bruscos que descolocan un poco a veces pero se lee bien rápido y es muy ameno. Lo que no me ha gustado tanto es que no pase nada y sea tan introductorio pero supongo que para ser la primera novela de Geralt no está mal: los relatos nos presentaron el mundo y los personajes, y ahora esta novela nos presenta la historia principal, solo hay que ver a lo que dará lugar.

¿Me arrepiento?
No, la verdad es que no está mal, es fácil y ameno de leer y era hora de saber lo que pasa con Geralt y con Ciri. Se agradece también que no sea un libro muy largo, todo hay que decirlo, pero de momento me pareció muy introductorio, habrá que ver cómo sigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario