El αγραφος νομος de los ahogados

Para cambiar un poco las entradas, últimamente me aburro un poco y me apetece cambiar (aunque no creo que esta entrada cause furor ni nada parecido, pasará más bien desapercibida), voy a tratar un tema de 'historia', que es el ahogamiento en el mar y su ideario, el αγραφος νομος, la ley no escrita que hay tras todo esto y que de una forma u otra perdura en el tiempo hasta la antigüedad tardía. En verdad no es que tenga mucha bibliografía salvo un artículo y apuntes (caóticos) pero me parece un tema muy interesante.

Es la única imagen que he encontrado con un motivo que iba un poco con el tema

Morir ahogado en el mar era la peor forma de morir de todas, no por el hecho de morir sino por sus consecuencias. Aquel que se ahoga no puede llegar al Hades y está destinado a vagar eternamente bajo forma de una especie de fantasma y además al ser una forma violenta de morir, este fantasma no va a ser bueno y es por ello que se construían pequeños santuarios para aplacar a los muertos, así como sepulturas vacías. Pero ¿por qué era esta la peor forma de morir? Al asfixiarte y no poder expirar, el alma era incapaz de salir del cuerpo al aire con lo que quedaba apresada, sufriendo una paulatina desaparición. Equivalía a la perdida y eliminación del alma. Ser pasto de los peces era incluso peor que quedar insepulto y que los animales se comieran el cuerpo.

La desaparición física del cuerpo conducía a hechos más graves que no solo afectaban al muerto sino también a la familia y al resto de la sociedad. Esta forma de muerte destruía la condición humana, eliminando el puesto del muerto en la memoria de futuras generaciones pues no hay sepulcro, no puede ser devuelto al mundo de ultratumba, se ha extinguido y por tanto no se recuerda. No se cumple el proceso ritual y se convierten en seres innominados que han perdido el nombre y sus hechos ilustres se desvanecen. Expulsado de la muerte es también olvidado por los hombres. Dejar un cuerpo a merced de las bestias lo llevaba al caos primigenio y deja de ser humano. Los ahogados serían entonces nominoi, que ni viven ni están muertos al no ser enterrados pero que no pueden ser olvidados.

Las soluciones ante esta muerte eran dos: la primera era suicidarse y la segunda era llevar algo de oro para que cuando su cuerpo llegara a la costa o lo encontrara alguien aunque fuera en alta mar, pudieran sepultarlo. En otras palabras era un pago de su propio entierro. Esto era una ley no escrita, las leyes de Adrastia, pero quien encontrara un cuerpo no tenía la obligación de enterrarlo aunque suponía una obligación moral y religiosa. Además, los ahogados a modo de agradecimiento podían ayudar o advertir a aquellos que los habían enterrado sobre los naufragios. Estas leyes habían sido pues establecidas y dictadas por los dioses (o bien por daimones o antiguos jefes de clanes, dependiendo del lugar) y por tanto se consideraban leyes divinas. No había sanción civil, el castigo sería divino pero algunas polis sancionaban estas leyes no escritas incluyéndolas en sus legislaciones.

Y bueno, pues aquí acaba la entrada, espero que haya resultado curiosa al menos, a mi personalmente es un tema que me gusta mucho~~

Bibliografía:
FERNÁNDEZ NIETO, F.J., (1991): Un Agrafos Nomos en el epistolario de Sinesio de Cirene, Antigüedad y Cristianismo. Monografías históricas sobre la Antiqüedad Tardía VIII

6 comentarios:

  1. que curioso, poco más puedo decir aparte de que también lo encuentro interesante
    y como no, de tu querido Fernandez Nieto xD
    bye~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arqueólogo me dejó unos libros en casa y resulta que había un artículo de Fernández Nieto sobre el tema y claro, no me pude resistir y tuve que hacer esta entrada.
      Son unas ideas muy chulas estas, me quedó decir algo más de Adrastia pero bueno~~

      Eliminar
  2. Jo, que interesante, nunca había oído de esto. Me mola el tipo de entrada~
    Un abrazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, no esperaba que tuviera tantos comentarios la verdad *o*
      Me estoy planteando en hacer más entradas de este tipo~~

      Eliminar
  3. Pues a mi me ha encantado ¿Lo diste en clase?
    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue en unas horas no obligatorias que daba un profesor en su clase de Religión y Magia en el Mundo Antiguo y en fin, me enamoró, todo el cuatrimestre fue del estilo *o*
      Al igual me animo a investigar y a hacer más entradas sobre esto, lo pensaré~~

      Eliminar