Reseña: Nuestra pequeña historia, de Misono Sawa

Este es un manga adorable que no pensé que compraría la verdad, pero al final ese dibujo de portada me enamoró y es una obra que me sorprendió pues a pesar de que por la sinopsis parece ser un shojo bastante típico no lo es (y en la página de Milky Way lo catalogan como seinen). Pero bueno, empecemos con la reseña antes de destripar nada.

Ficha Técnica:
Título: Nuestra pequeña historia
Autora: Misono Sawa
Nº de tomos: 2
Año: 2016
Editorial: Milky Way

¿Por qué lo compré?
1- La verdad es que me llamó la atención nada más verlo por su portada, la sinopsis y bueno, por el hecho de ser solamente dos tomos (eso siempre ayuda). Me pareció muy adorable en su conjunto, no sé. No tengo grandes razones para esta compra que digamos...

¿De qué va?
"Yukiko Nakamura es una estudiante de secundaria de trece años que vive en una pequeña aldea en las montañas. Debido al nuevo trabajo de su madre, la familia se ve obligada a mudarse a otra localidad, lo que supone un cambio drástico en la vida de la chica, quien tendrá problemas para adaptarse al ritmo más acelerado de la ciudad. Hasta que un día cualquiera, el primer amor llama a su puerta..."

Opinión (sin spoilers):
Empezaré como siempre con la edición, para luego ya centrarme en otros aspectos como el dibujo, la narración, la historia o los personajes, un poco como siempre.
Las ediciones de Milky Way me gustan mucho porque al igual que las de Tomodomo están bien cuidadas y en este caso, viene una sorpresa bajo la sobrecubierta (de esa suave y no plastificada, todavía no sé cómo se llama) pues en lo que sería la portada del manga de los dos tomos viene un pequeño cómic, al igual que en la parte de atrás. Me gustó mucho ese detalle, además de que es gracioso y muestra bastante lo que será la historia del manga.
El dibujo es curioso, tiene un aire antiguo aunque no lo sea, tanto en el diseño de personajes como en los fondos y escenarios, la verdad es que me ha gustado mucho pues tiene muchos detalles y parece algo recargado a veces pero no es algo que me moleste pues tampoco se abusa de las tramas y el entintado. En general me parece muy dulce y el estilo pega mucho con lo que viene a ser la historia. Sobre el dibujo coloreado pues es lo que me enamoró e hizo que me comprara los tomos. El dibujo de la portada del tomo 1 me encanta, me parece super dulce e inocente y además es invierno y está nevando, que supongo que es un poco raro traerlo en pleno verano pero bueno, se agradece un poco del frío que pasan los protagonistas. En verdad no tiene nada de especial pero me gusta la sencillez con la que está coloreado, como con lápices de colores.

Y ya podemos pasar con lo que es la historia en sí. Empezando por los personajes en verdad no hay nada que decir porque no da tiempo a que se desarrollen, que tampoco es que se busque eso, solo están ahí, es como si fuésemos meros espectadores. En verdad este manga es costumbrista y no pasa nada realmente importante, simplemente nos cuenta la vida de Yukiko, su madre y su hermano cuando se mudan a la ciudad. Así, al ser una serie de solo dos tomos hay algunos hechos que escapan de esta historia y muchas cosas que quedan sin resolver lo cual no sé si es bueno o malo porque habría dado para mucho aunque es lo que pasaría si contásemos un par de meses de cualquier familia. A mí personalmente me gusta que las cosas queden sin terminar porque es como si esos personajes que se han creado en la obra no murieran, aún tienen cosas que hacer con lo que en verdad sus historias no acaban. Pero bueno, supongo que es irme un poco por las ramas. Yukiko y su hermano mayor viven con su madre, que casi nunca está debido al trabajo. Tampoco van muy bien de dinero pero su madre es bastante despreocupada... Aparte de eso Yukiko tiene amigas y no es un secreto que empieza a gustarle su vecino del piso de abajo, Pitaka, que además va a su clase. La verdad es que creo que el peso de la acción por llamarlo de alguna manera viene al final del tomo 1 y en el tomo 2 porque todo el principio del tomo 1 es poco importante aunque a mí me guste que no pase nada; es donde se abre una trama que no se resuelve y que no vuelve a mencionarse. En el tomo 2 ya pasan cosas aunque no sea del primer amor de Yukiko, que es cuando un compañero la acosa y me refiero a acoso escolar. Me sentí identificada, no esperaba encontrar algo así y fue raro. No es un tema principal pues en verdad con esto se quiere tratar otra cosa pero de nuevo queda inacabado, igual que bueno, la historia principal, que acaba muy de golpe. De todas formas no puedo decir que no me gustara.

¿Me arrepiento?
Después de llevarme el chasco con El príncipe del mar de Milky Way también, esta obra me ha gustado mucho en comparación, es dulce y bonita, con un dibujo precioso (y las imágenes a color sobre todo). Además, aunque sea una tontería, me gusta que esté ambientada en invierno y que no pare de salir nieve y abrigos y cosas así. En resumen me ha gustado mucho y no me arrepiento pero no a todos les gusta que las cosas terminen tan abruptamente.

2 comentarios:

  1. A mi me pareció precioso, pero lo del final... Sigo sin pillarle el punto. Demasiado abrupto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ahí es donde está la gracia del manga y le da sentido al título, no sé. Aunque viendo los finales japoneses casi prefiero que queden sin terminar las historias XD

      Eliminar