Las Novias de Drácula (1960)

Continuación de El Horror de Drácula, esta película la vi antes que terminar la serie de Samurai Champloo pero no me animé a hacer la reseña así que llega ahora... Bueno, tampoco pasa nada, es mi blog, no me exige cosas.

Las Novias de Drácula es la segunda película de la saga de Drácula, la segunda de muchas a decir verdad, y fue estrenada en el año 1960. La protagonizan Peter Cushing haciendo de nuevo del doctor Van Helsing, Marie Devereux, David Peel como el Barón Meinster y Martita Hunt como su madre. Lo que llama la atención es que en esta secuela no aparece Christopher Lee y es que en general el Conde no aparece pues se supone que murió en la anterior película, con lo que la figura vampírica se sustituye por la historia del Barón Meinster. Ciertamente da algo de penita que no salga Drácula pero la película para ser una segunda parte y a pesar de eso, está sorprendentemente bien. Porque a decir verdad, yo con ese título no esperaba demasiado...

Como viene siendo costumbre, la vimos mi novio y yo una noche, con lo que el sueño podía pero creo que estaba más despierta que con la primera parte... En verdad puede encontrarse toda la historia en wikipedia pero ¿qué reseña sería? La historia nos vuelve a trasladar a Transilvania donde una institutriz va a dar clase en una especie de academia privada pero de camino ocurre algo extraño, un hombre la sigue, y después aparece en la posada donde paran. Acto seguido toda la gente abandona el lugar y aparece la Baronesa que la invita a su casa a cenar. Allí verá a un hombre joven encerrado y su madre le contará la historia. Marianne pensará que es una crueldad y lo liberará, sin saber realmente lo que ha desatado. Huirá del castillo y rondará por el bosque hasta que por la mañana la encuentra Van Helsing y la lleva a la academia. Y así es como se nos presenta y se conocen los personajes. Como es evidente, el Barón es un vampiro y se dedica a convertir a mujeres jóvenes, intentándolo finalmente con Marianne.

Los efectos hay que decir que están curiosos, sale hasta un murciélago y aunque es evidente que es de mentira, está gracioso y no se ven los hilos, que es un paso. Los escenarios son muy del estilo de la primera película y no me termina de gustar pero al menos está bien caracterizado, y ya no se ve tanto el cartón piedra, supongo que porque apenas sale el castillo en su conjunto. La historia está curiosa y no es tan horrible como pudiera parecer al principio sin Drácula, se descubre una trama que a decir verdad no me esperaba, y aunque el Barón me parece un malo bastante patético, su madre es el personaje que más me gustó pero si lo explico destripo un poco la peli. Marianne, como protagonista femenina, es tonta y débil y no hace nada aparte de ser rescatada pero supongo que era de esperar, y Van Helsing mola como siempre, que para eso es el cazavampiros. En esta película ya pueden verse otros poderes de los vampiros que no salían en la primera como el hecho de transformarse en murciélagos o el de hechizar con la mirada. De ahí los primeros planos del Barón pero no me lo podía tomar en serio. Así que la película como segunda parte y para no salir Christopher Lee está muy bien, es entretenida y con giros argumentales interesantes aunque al final es evidente lo que va a pasar. Y siento que me haya quedado tan corto pero es que no hay mucho que decir en verdad...

2 comentarios: