Reseña: Mansfield Park, de Jane Austen

Este libro lo tenía pendiente... desde mi cupleaños del año pasado (bueno, contando este año supongo que es del cumpleaños de hace 2 años...) y la reseña llega ahora, sí, porque con tanto libro pendiente no me apetecía ponerme con este que parecía bastante gordo. Pero al final no fue para tanto y lo acabé en 4 días, así que aquí está.

¿Por qué lo compré?
1- Más que comprarlo, creo que se lo regaló más o menos mi hermana por nuestro cumpleaños, al igual fue regalo de mi madre, no lo sé, pero lo eligió Iku, y lo eligió porque a las dos nos encanta Jane Austen y poco a poco nos vamos haciendo con todos sus libros (que la reseña de Emma ya llegará algún día)

¿De qué va?
"Fanny Price es aún una niña cuando sus tíos la acogen en su mansión de Mansfield Park, rescatándola de una vida de estrecheces y de necesidades. Allí, ante su mirada amedrentada, desfilará un mundo lleno de ocio y de refinamiento en el que las inocentes diversiones alimentarán maquinaciones y estrategias de seducción. Ese mundo oculta una verdad peligrosa y solo Fanny, desde su sumiso silencio, será capaz de atisbar sus consecuencias y amenazas."

Mrs. Norris y Mr. Bertram deciden aligerar la carga de los Price y quedarse con la niña mayor, Fanny. El por qué de esto se debe a que tanto Mrs. Norris como Mrs. Bertram son hermanas de Mrs. Price y en el fondo sienten su irregular matrimonio cargado de hijos, así que piensan hacerle el favor. Fanny resultará ser una niña muy tímida y asustadiza que lo pasará muy mal. A ello se juntará el hecho de que tía Norris tenga un claro favoritismo por Maria y Julia, hijas de los Bertram, y las eduque con una clara superioridad sobre Fanny. Por otro lado estarán Tom y Edmund, los hijos del matrimonio, donde Tom es un vividor y Edmund, el segundón, decide elegir la carrera eclesiástica con una moral algo superior a la de sus hermanos. Fanny irá acostumbrándose a la vida en Mansfield Park pero todo se complicará ligeramente con la llegada de los Grant, el nuevo párroco, su mujer y más tarde los hermanos de la mujer, Mary y Henry Crawford. Henry resultará ser un personaje curioso, descarado y al que le gusta ir de flor en flor y su hermana, carecerá de buenos modales y con una moral un tanto en entredicho. A pesar de eso los Crawford se harán íntimos de los Bertram y así se descubrirán las verdaderas personalidades de todos ellos.

Opinión (sin spoilers):
Como otras obras de Jane Austen, ésta posee ciertas similitudes con Orgullo y Prejuicio o Sentido y Sensibilidad, como por ejemplo la temática pero ahora hablaré en detalle de ello (no era por hacer propaganda de esas entradas). En verdad he dejado esta reseña por hacer y eso no me gusta hacerlo, porque el libro me lo terminé hace una semana y eso hace que se me olviden cosas, de normal prefiero terminar el libro y hacer la reseña antes de empezar cualquier otra cosa pero en este caso me terminé el libro porque quería acabarlo y ver qué pasaba sabiendo que en una semana no podría hacer esto, así que si esto sale un poco raro es por eso. 
Sintiendo tener que comparar, recuerdo que tanto Orgullo y Prejuicio como Sentido y Sensibilidad, estaban narrados de formas muy diferentes entre sí, al igual por la diferencia de tiempo transcurrido entre un libro y otro, pero aquí ocurre lo mismo y la narración no es igual a los dos anteriores. Aquí todo está narrado en tercera persona, de vez en cuando aparecen los pensamientos de Fanny pero de normal la autora no ahonda demasiado en ello, simplemente narra lo que ocurre, y aunque la protagonista es Fanny, también aparecen pensamientos de otros personajes en primera persona, lo cual es un cambio extraño. Es extraño en sí que de repente se pase de tercera a primera persona pero ocurre, por eso decía que era diferente a los otros libros que he leído de Jane Austen. A pesar de eso, se lee muy rápido, apenas hay diálogos, y todo se describe, se omiten muchas cosas y luego se cuentan, es una novela muy narrativa que se limita a contar lo que pasa y no a describir en detalle todo lo que piensan o dicen los personajes. Este modo de narrar no obstante, no hace que pasen desapercibidos los sentimientos, las ambiciones o los anhelos de los personajes, tal vez sea una forma sutil de contarlo pero puede entreverse. Además es divertido porque, al saberse sólo lo que sabe Fanny, lo que piensan los demás no está tan claro y solo podemos saber lo que le cuentan a ella, imaginando qué puede pasar.
Así, pueden entreverse distintos personajes bien definidos, con un mensaje moralizante muy de la época al final del libro. Para empezar, se cuenta sobre los matrimonios, un tema muy tocado siempre en todos los libros de Austen, pero ésta vez no cómo llegar a él para vivir de forma desahogada y tal, sino las consecuencias de no elegirlo bien. Es por eso que Fanny acaba siendo acogida por sus tíos, pues sus padres no pueden hacerse cargo de todos sus hijos. Destacaría aquí al personaje de Mrs. Norris, una persona alcahueta, que se cree imprescindible en todo momento y que solo sabe mandar y pensar en el dinero. Convencida de la superioridad de sus sobrinas, Maria y Julia Bertram, las educa en la idea de que son superiores a su prima, y acaban creciendo en el mundo en que lo que importa es aparentar y no lo que eres realmente, cosa que acabará pasando factura con la aparición de Henry. Tom es directamente un vividor que solo piensa en sí mismo; Edmund una persona bastante normal con un gran sentido del deber, al igual que su padre, aunque éste sea bastante estricto; Mrs. Bertram es una persona acomodada sin ningún tipo de personalidad que vive en su mundo, es como si realmente no estuviera a lo largo de toda la historia. Fanny es una persona asustadiza y temerosa de todo, muy tímida y con poca capacidad de socializar, es casi como si las personas le dieran miedo, no suele hablar y se expresa de forma siempre muy modesta y educada. En más de una ocasión me ha sacado de quicio pues nunca se expresa como realmente piensa sino que es tan sumisa que siempre cumple con lo que se espera de ella, es como el prototipo de mujer ideal, pero a mí me ha parecido una mujer florero aunque en ocasiones me sintiera identificada. Por último estarían Mary y Henry Crawford. Mary es todo lo contrario a Fanny, es una persona un poco sin escrúpulos que no teme expresarse, es un personaje fuerte y por eso me ha gustado, aunque sea un poco malinterpretado pues ¿quién no se basa en sus experiencias para opinar?. Y Henry... no puedo con él directamente. Es un mujeriego que consigue siempre lo que quiere y se dedica a jugar con las mujeres. Diría que es un prototipo porque aunque tenga sus motivos y razones para hacer lo que hace y en sí el personaje es creíble, no deja de ser eso, un prototipo. 

Opinión (con spoilers):
No sé muy bien qué decir en este apartado, como suele ocurrirme. Fanny pronto queda enamorada de Edmund, mientras que Tom apenas aparece en el libro, solo en el momento en que se empeñan en representar una obra de teatro para demostrar su egoismo y poco más. Tía Norris se presenta a lo largo de todo el libro siendo una persona horrible, como ya se ha comentado, y Mrs. Bertram está pero como si no estuviera, como también he dicho ya. Lo interesante llega cuando aparecen Mary y Henry, pues Edmund pronto queda enamorado de Mary y aunque en un principio sí veía sus fallos, luego queda totalmente ciego a ellos y solo ve sus cosas buenas, cosa que supongo pasa con los enamorados. Por su parte Henry, se dedica a jugar con las hermanas Bertram, flirteando con ellas sin terminar de decidirse por una. Maria está prometida y por ello supuestamente elige a Julia, pero acaba decidiendo que Maria es su favorita, supongo que porque en realidad no podría nunca hacer nada con ella mientras que con Julia sí podría acabar casándose y eso terminaría con su vida de soltero y de ir de flor en flor. Maria, tras que Henry la ignore como si nunca hubiese significado nada para ella, termina por casarse y ella y su hermana se trasladan a Londres. Es entonces cuando Henry decide que quiere a Fanny, se enamora, la adora e incluso parece que ha cambiado. Por su parte Edmund, a pesar de convertirse en clérigo, decide proponerle matrimonio a Mary a pesar de que a ésta no le parece nada bien la elección de ese futuro. Es entonces el único momento en que Fanny se expresa con claridad, una sola hoja en todo el libro y dice así:

"Nada bueno puede salir de este aplazamiento, se decía. ¿Por qué no ha quedado ya resuelto? Él está ciego y nada conseguirá abrirle los ojos... no, nada podrá abrírselos, después de haber tenido tanto tiempo la verdad ante sí, completamente vano. Se casará con ella y será infeliz y desgraciado. "¡Con el cariño que me tiene Mary!" Absurdo. Ella no quiere a nadie más que a sí misma y a su hermano. ¡Que sus amigas "la llevan por mal camino hace años"! Lo más seguro es que ella las haya desencaminado. Tal vez todas han estado pervirtiéndose unas a otras; pero si es cierto que el entusiasmo de las otras por ella es más fuerte que el de ella por las otras, tanto menos probable es que haya sido ella la perjudicada, excepto por las adulaciones. "La única mujer del mundo en quien podría pensar con la intención de hacerla su esposa." Lo creo firmemente. Es un cariño que le dominará toda la vida. Tanto si ella le acepta como si le rechaza, su corazón estará unido a ella para siempre. "La pérdida de Mary significaría para mí la pérdida de Henry y Fanny." ¡Edmund, tú no me conoces! ¡Nunca emparentarán las dos familias, si no estableces tú el parentesco! ¡Oh! escríbele, escríbele. Acaba de una vez. Pon término a esta incertidumbre. ¡Decídete, entrégate, condénate a tí mismo!"

Al final, Henry no podrá resistirse a flirtear con Maria, incluso llegarán a escaparsen juntos, cuando se supone que intentaba conquistar a Fanny. Mary acabará por apoyar a su hermano en esto y solo lamentará que se conociera la huida, por lo que Edmund decidirá romper toda relación con ella, y al final, Fanny y él acabarán casándose, terminando todo como debería. 

¿Me arrepiento?
En general el libro está bien, es entretenido y aunque realmente está narrado de una forma extraña, engancha y quieres saber cómo acaban las cosas, qué ocurre al final. No es que sea especialmente trepidante pero al ser los capítulos tan cortos y rápidos de leer se hace una lectura muy amena. Así que no, no me arrepiento.

6 comentarios:

  1. Se ve demasiado interesante el libro y lo pondré entre los libros por leer ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que se lee muy rápido y no está mal pero de Jane Austen mi favorito siempre será Orgullo y Prejuicio :3
      Gracias por comentar~~

      Eliminar
  2. No entendi del todo la reseña ;^; pero de todas formas me llamo la atención. Aunque me imagino que no hay una versión en pdf uwu. Por cierto Tsukko, te invito a participar en mi iniciativa ;http://sweetworldofyuuki.blogspot.com.es/2015/01/iniciativa-descubriendo-blogs_8.html espero que te animes a participar nwn.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No fastidies! yo creí que se entendía bien ToT... De todas formas yo sigo recomendando antes Orgullo y Prejuicio porque este libro fue un poco exasperante en algunos momentos. Lo de la versión en pdf no tengo ni idea de si hay, lo siento... y ahora me paso a ver lo de la iniciativa :)

      Eliminar
  3. Me encanta lo de no ser un lector omnisciente, así parece que es más emocionante el desarrollo de la trama,y de alguna forma te engancha mucho más.
    Por ahora de Jane Austen solo he leído Orgullo y Prejuicio, pero este pinta realmente bien.
    Si lo que a mi me falta es tiempo físico para leer todo lo que quiero XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí estaba interesante y por eso no paré de leer hasta terminarlo, pero creo que aun tengo que leer más de Jane Austen para ver cuál es mejor después de Orgullo y Prejuicio.
      Y a mi me pasa lo mismo, me falta tiempo para leer los libros que tengo pendientes y todo lo que quiero XD

      Eliminar