Reseña: Harry Potter y el misterio del príncipe, de J.K. Rowling

En verdad, después del quinto libro se me quitaron todas las ganas de leer éste pero en comparación era tan corto... y que me propuse leer los 7 libros, sino al igual lo habría dejado otra vez (aunque hay que decir que la reseña de este libro llega bastante cercana a la del libro anterior). Así que al final lo leí y creo que ya lo había leido pues del final me acordaba perfectamente pero no así del resto, supongo que por haberlo leído solo una vez. Pero bueno, dejo de enrollarme y vamos con la reseña.

¿Por qué lo compré?
1- Pues en mi pueblo ya había pasado el boom de Harry Potter, todos encontraban por hacer cosas mucho más interesantes que leer pero mi hermana y yo seguimos con la saga contra todo pronóstico, pues creo que nos lo compramos con nuestro dinero, ya no me acuerdo...
2- Y seguí leyendo por las razones explicadas anteriormente, por cabezonería.

¿De qué va?
"Con dieciséis años cumplidos, Harry inicia el sexto curso en Hogwarts en medio de terribles acontecimientos que asolan Inglaterra. Elegido capitán del equipo de quidditch, los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo, pero la tranquilidad dura poco. A pesar de los férreos controles de seguridad que protegen la escuela, dos alumnos son brutalmente atacados. Dumbledore sabe que se acerca el momento, anunciado por la Profecía, en que Harry y Voldemort se enfrentarán a muerte: "El único con poder para vencer al Señor Tenebroso se acerca... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida." El anciano director solicitará la ayuda de Harry y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar al enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones perteneciente a un misterioso príncipe, alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo."

Y como siempre, llegan las vacaciones y con ello el regreso a casa de los Dursley pero ésta vez es más corto de lo habitual pues Harry pronto acude a la Madriguera con sus amigos. Todos ellos, y en especial Harry, tendrán una especial vigilancia para mantenerlos a salvo, y el Profeta lo llama "el Elegido". Tras un extraño incidente con Malfoy en el callejón Knockturn, Harry pasará mucho tiempo en Hogwarts intentando averiguar qué se trae entre manos, haciéndoselo saber incluso a Dumbledore pero no se hará nada al respecto. Por otra parte el viejo profesor le dará clases particulares a Harry un tanto peculiares, le harán capitán del equipo de quidditch, descubrirá que siente algo por una chica en particular y se convertirá en el favorito de Slughorn en las clases de pociones gracias al libro del Príncipe Mestizo y sus notas. Al final, a la vuelta de una de las clases de Dumbledore volverán al colegio a toda prisa y descubrirán por fin lo que estaba ocurriendo durante todo el curso.

Opinión (sin spoilers):
Me ha costado hacer el resumen... siento que no sea muy bueno pero mi cabeza no daba para más y si lo dejaba para otro momento se me habrían olvidado cosas, por eso prefiero hacer las reseñas en cuanto me acabo los libros para tenerlos frescos y poder hablar bien de ellos. 
El principio de este libro, de nuevo para que no sea monótono con el tema de 'vacaciones de verano en casa de los Dursley pasándolo mal y luego a Hogwarts' cambia y empieza de una forma bastante particular, contándonos cosas que en principio no tienen que ver con Harry, simplemente con la historia como el caso del Primer Ministro inglés y la visita a casa de Snape... Es una cosa que me ha gustado pues cambia el ritmo que llevaban los otros libros aunque es algo que ya venía cambiando o intentándolo desde libros anteriores. Por otra parte, el ritmo de este libro es mucho más tranquilo (y por suerte se les ha pasado la edad del pavo porque todos estaban insoportables), no hay demasiada acción y todo se centra en pequeños detalles pero sobretodo en las clases particulares con Dumbledore en las que el director intenta enseñarle a Harry todo acerca de su enemigo y lo pone al corriente de sus averiguaciones. Así, habrá muchos capítulos que se dedicaran a esto y por eso digo que es un libro bastante tranquilo en comparación con otros, como si fuera un preludio para el último libro de la saga, no sé. En verdad, Harry Potter y el misterio del príncipe tiene su dosis de acción pero solo al final del libro, cosa que no ocurría en los otros de la saga. Y en verdad creo que es un final... extraño, muy de repente, muy de improviso y muy rápido, y al final todo para nada... Sí recordaba cómo acababa este libro, más que nada porque mientras lo leía mi hermana aprovechó para destripármelo, pero ahora, a partir de aquí no sé cómo sigue la historia. Solo lo había leido una vez pero recordaba algunos detalles y cosas que ya desde un principio no me gustaron, creo recordar que el cambio en el equipo de quidditch no me gustó por ejemplo, aunque es evidente que cada vez tenía menos protagonismo, al igual que la copa de las casas por ejemplo, y ese tiempo se destinaba a cosas más importantes pues entre unas cosas y otras, Harry apenas puede jugar. 
Pero bueno, pasando a hablar de los personajes, en este libro aparece mucho más Dumbledore, ya no es una simple figura sino que pasa a ser alguien cercano pero también vulnerable (sigue siendo un anciano aunque sea un gran mago) y la sensación de seguridad que transmitía siempre se desvanece un poco, tal vez porque pasas a conocerlo más debido a las clases particulares con Harry. Harry por su parte sigue tan obsesivo como siempre pero al menos ya se le han bajado los humos y parece una persona normal, menos mal, pues en el quinto libro estaba más que insoportable. Ron y Hermione también se vuelven personas más normales, más que nada Ron pues Hermione no experimenta muchos cambios, pero aparece un detalle nuevo, que como ya viene diciendo la sinopsis propia del libro "los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo": las chicas. En este libro se les revolucionan un poco las hormonas pero es bastante asumible pues hay cosas más importantes y no se le dedica demasiado.
Así en resumen, la narración sigue un poco como siempre pero creo que toda la historia queda un poco relegada a lo que Dumbledore nos puede contar de Voldemort, todo el libro gira en torno a eso y aunque secundarios como Ginny cobran importancia, muchos otros quedan relegados y apenas aparecen en este libro pues como dije, el sexto libro parece un simple preludio a veces del último. 

Opinión (con spoilers):
Qué decir con spoilers de este libro si apenas pasa nada (creo que últimamente siempre empiezo así este apartado)... sí es cierto que hay varios descubrimientos interesantes pero...  Lo que llama la atención es el principio del libro, donde se explican cosas del Ministerio de Magia pero más que nada la relación entre el ministro y el Primer Ministro inglés, que conoce la existencia del mundo mágico y se toman medidas en conjunto, cosa que en un principio no te explicaban pero que ahora merece atención pues Voldemort ha vuelto y alguna explicación habrá que dar de muertes sospechosas... Otra cosa bastante interesante que se desvela al principio del libro es la visita que hace la madre de Draco Malfoy a Snape junto con su hermana Bellatrix. Lo que hace es pedirle a Snape que cuide de su hijo y que lo ayude en la misión que le ha encomendado Voldemort, misión que no te dicen por cierto, pero casi imposible de cumplir pues parece que sospechan de que el Señor Tenebroso lo que quiere es acabar con Draco para vengarse de la incompetencia de Lucius, apresado en Azkaban. Ya al final del libro, se descubre que la misión de Draco era acabar con Dumbledore y al final se consigue llevar a cabo pero por la mano de Snape que ¿está de parte de la Orden del Fénix o es un agente doble y realmente trabaja para Voldemort? No te lo dejan claro aunque todos los indicios apunten a la segunda opción, tal vez de una forma demasiado evidente (y que conste de que no tengo ni idea de lo que ocurrirá a continuación pues nunca me leí el último libro). La verdad es que no sé qué pensar del final del libro, de que Snape mate a Dumbledore así tan de repente, y que todo el trabajo para destruir uno de los horrocruxes (partes del alma de Voldemort que hay que destruir para poder acabar con él) no sirva para nada pues el horrocrux que encuentran Dumbledore y Harry es falso y contiene una nota firmaba por las iniciales R.A.B. No sé cómo tomármelo, la verdad. 
Ya para acabar decir que Bill, el hermano mayor de Ron, y Fleur Delacour (una de las campeonas del Torneo de los Tres Magos) van a casarse aunque a Molly no le haga mucha ilusión pues nadie soporta a Fleur al principio del libro. Y Harry... empezará a sentir algo por Ginny, que ya no se queda paralizada cada vez que lo ve sino que se comporta como una persona normal por consejo de Hermione, que le dice que salga con otros chicos y que se distancie de Harry para que así él ponga un poco de interés, cosa que en efecto ocurre. Al final del libro rompen pues Harry dice que no va a volver a Hogwarts (que tampoco se sabe si abrirá sus puertas el próximo curso por el tema de que Dumbledore ya no está), sino que investigará para destruir los horrocruxes y poder acabar con Voldemort pues como dice la profecía, uno no puede seguir con vida mientras el otro esté vivo, es decir, que uno de los dos tiene que morir y a manos del otro.

¿Me arrepiento? 
En comparación con el quinto libro éste es una maravilla y tan cortito en comparación que dan hasta ganas de leerlo pues eso de casi 900 páginas no motiva demasiado. Es muy tranquilo, los personajes ya no son tontos y la verdad es que me ha gustado. El final no me convence pues es demasiado brusco, al igual que el momento de las sorpresas pero aparte de eso me ha interesado mucho eso de conocer el pasado de Voldemort, así que no me arrepiento.

6 comentarios:

  1. *usser suspira llena de alivio* (siento este momento de rol improvisado) menos mal ;^; otra vez dice 'hola' ,mi lado potterhead, me alegra al menos que este tomo no te haya decepcionado tanto como el anterior. Aunque sigo teniendo algo de resentimiento ¬¬ en fin, no me acordaba que el sexto libro era pequeño en comparacion con el quinto, pero tienes razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que me he ganado tu resentimiento para siempre gracias a la reseña de La Órden del Fénix, bueno es saberlo XD Pues bueno, creo que no te va a gustar la reseña del último... ya la lees y juzgas (no me odies u.u)

      Eliminar
  2. A mi tambe me gustó más este qe el anterior aunqe eso del final de qe el horrocrux fuera falso no me hizo mucha gracia, si es algo precipitado peroo... Me gusta qe el resto sea tranquilo, no se (me explico fatal)
    Bai~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que te he entendido darin, a mi también me gustó que fuese tranquilito pero el final ahí super de repente con toda la acción que no ha pasado en el libro no me mató pero bueno...

      Eliminar
  3. Me gustó este libro pero no es de mis favoritas de la saga, y coincido en que es mejor que la anterior :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es mi favorito ciertamente, pero sí, creo que todos coincidimos en que es mejor que el quinto XD

      Eliminar