Reseña: Cat Street, de Yoko Kamio

Hacía siglos que no leía esta serie pero el otro día mi hermana me dijo que quería verla, así que ya que hice el esfuerzo de sacarla de la estantería (está en la fila de atrás y por tanto es un tanto inaccesible) decidí leerla mientras tenía puestos capítulos de Hora de Aventuras de fondo que ya había visto. Así que nada, ya que la he terminado pues voy a añadir su reseña.

Ficha Técnica:
Título: Cat Street
Autora: Yoko Kamio
Nº de tomos: 8
Año: 2004
Editorial: Planeta DeAgostini

¿Por qué lo compré?
1- Era uno de esos extraños mangas que traían a mi pueblo
2- Cuando vi que era de Yoko Kamio (autora de No me lo digas con flores) casi muero por dentro de la felicidad pues no tenía ni idea de que una de mis mangakas favoritas hubiese hecho otra obra

¿De qué va?
"Keito Aoyama era famosa. Cuando era pequeña, era una de las actrices más conocidas del panorama, hasta que un terrible incidente la traumatizó y se apartó totalmente del resto del mundo. Ahora tiene 16 años y ha entrado en una escuela nueva, un instituto especializado en chicos con problemas de sociabilidad. ¿Conseguirá Keito recuperar la autoestima y convertirse en una chica feliz?"

Keito Aoyama era una niña actriz, pero tras un incidente en la obra de teatro sobre Sunny, se quedó sin voz y estuvo sin salir de casa durante años, dejando la enseñanza en primaria. Un día sin embargo, encontrará a un hombre que se preocupará por ella y le enseñará el Listón, una escuela libre para gente con problemas de sociabilidad, entre otras cosas, pues también acude gente para prepararse para entrar en la universidad. Ahí conocerá a Momiji, una lolita enamorada de un chico de su antiguo instituto con una fuerte personalidad; a Rei, un ex-jugador de fútbol que realmente, es de las personas más normales del Listón y a Koichi, un genio de la informática muy introvertido y serio. Poco a poco y junto a sus amigos irá superando sus problemas, enfrentándose con su pasado y avanzando por fin, al igual que todos ellos, a pesar de su reencuantro con Nako Sonoda, del mundo del espectáculo y principal causa de su encierro. A todo esto se juntará el reencuentro con compañeros de clase, los problemas ocasionados a su familia ante la cantidad de años de encierro y unos nuevos sentimientos que Keito nunca había conocido, como es el amor. 

Opinión (sin poilers):
Lo primero que llama la atención de este manga es el dibujo, bastante peculiar y con un estilo muy diferente al que uno puede esperarse en un shojo pues es sencillo, sin florituras y sin ojos grandes, más o menos realista. En esta serie, a lo largo de los 8 tomos no se aprecian diferencias sustanciales en la evolución del dibujo, tal vez un poco en la caracterización de los personajes, pero quiero decir que por ejemplo en No me lo digas con flores el dibujo cambió muchísimo a lo largo de los tomos. Aparte de eso, creo que la historia es bastante curiosa, no es un shojo cualquiera y se nota en la forma de narrarlo, además de en la propia historia, que no es que sea una cosa que se encuentra en cualquier manga. Creo que está bien narrada, los personajes se presentan de forma gradual con lo que no puedes confundirlos ni liarte aunque en 8 tomos no es que aparezcan muchos, lo cual está bien. Y los acontecimientos también están bien llevados, graduales, y si se necesita que pasen años pues pasan años y ya está, no pasa todo de golpe sino que se intenta que sea más o menos de forma natural. En cuanto a la historia en sí... diría que es de superación pero sigue siendo un shojo así que los personajes aprenden (o más bien Keito aprende) cómo seguir adelante, mantener lo que tienen... Aparte de eso, la relación que mantiene Keito con sus amigos y cómo se acaban desarrollando las cosas me parece también bastante natural, no es lo típico de cuando dos personajes se ven ya está todo decidido porque ya se quieren sin conocerse ni nada, sino que es gradual, es natural, y eso está bien, el cómo se desarrollan las relaciones. También supongo que la razón por la que Keito se encierra en su casa no es que sea... gran cosa, al igual que Rei o Momiji, pero supongo que entiendo eso de los problemas para sociabilizar y entiendo bastante bien a estos personajes, con lo que no me parecen descabelladas las razones por las que Keito se comporta como lo hace. Lo que es una pena es que la vida de Momiji por ejemplo, o de Rei no se expliquen tanto sino que tienen todos un papel bastante secundario...

Opinión (con spoilers):
Al principio Keito es un poco rara, no sabe hablar con la gente por todo el tiempo que se ha quedado encerrada en casa y además no terminó la primaria, con lo que a pesar de tener 16 años se comporta como una niña de colegio. Eso hace que reaccione de formas raras y que no sepa estar con gente de su edad. Aparte de eso, intenta pasar desapercibida pues era la famosa Keito Aoyama, y odia que la gente le recuerde que se quedó sin voz, en shock, el día del estreno de la obra de teatro de Sunny. ¿Y cuál fue el trauma que causó esto? que Nako, su única amiga, le dijo que la odiaba y que le daba asco, ya que no tenía nada, no tenía a nadie aparte de ella, y Nako solo quería superarla. Y en efecto, Keito no tenía a nadie ya que todas las niñas de su clase la odiaban por ser famosa, daban por hecho que ella se creía superior cuando no era así. Es por eso que cuando el director la encuentra, le dice 'tienes la mirada de una niña de primaria' y le habla de su instituto especializado en jovenes con problemas. Allí conocerá a Rei y se reencontrará con Taiyo, un compañero suyo del colegio, del que se creerá enamorada cuando realmente él solo se portaba bien con ella y la apoyaba, confundiendo sus sentimientos con el agradecimiento. Conocerá también a Momiji, la lolita, y a Koichi, un misterioso y callado chico con el que cree que tiene telepatía. Realmente no importa la relación que tiene Keito con Taiyo o con Rei, sino cómo va cambiando su relación con Koichi pues es al final cuando ambos admiten que se quieren, es decir, que se ve cómo son amigos hasta cuando son algo más, cómo va pasando esto, cómo se van enamorando. La primera vez que lo leí ya me pareció que ésta vez Yoko Kamio quería que la protagonista, bastante tonta por cierto, se quedara con el chico callado y misterioso y no con el otro, en otras palabras, con Rui y no con Domyoji de No me lo digas con flores.

¿Me arrepiento?
Para nada, éste es un manga muy especial y muy curioso, con una historia inusual a la vez que bonita que en el fondo me ha llegado. No hay más que decir aparte de que me gustó mucho en su época y que al releerla me ha vuelto a enamorar, tal vez porque entiendo a los personajes y porque siempre estuve enamorada de Rui, y porque Hana Yori Dango era y es de mis obras favoritas. Además, el manga se lee muy rápido, su lectura es muy amena y fluida y el dibujo muy bonito. Yo no me arrepiento de haberla comprado.

1 comentario:

  1. Nice blog. Follow for follow?

    http://gabriel-data.blogspot.com/

    Follow me, when I see I follow you back.
    When you follow my blog, write me on comment.
    www.gabriel-data.blogspot.com - MY BLOG

    ResponderEliminar