Reseña-comentario: Favole 3. Gélida luz, de Victoria Francés

Favole 3. Gélida luz

"En la orfandad de los pantanos se oye de nuevo la poesía de los espectros... Cuenta el viento que las damas de rostros pálidos continúan sonriendo a la eternidad y sueñan con la esperanza de encontrar un atisbo de luz en sus noches sin fin. Al final del otoño, Favole seguirá un sendero de violetas a través de un paraíso helado y dejará que la hiedra de su sepultura trepe hasta muros imposibles, deseando cubrir el añorado castillo del país de los vampiros. La Gélida luz está cerca..."

"Y a través de la niebla, río abajo,
cual temerario vidente en un trance
que ve todos sus propios infortunios,
vidriada la expresión de su semblante,
dirigió su mirada a Camelot.
Y luego, a la caída de la tarde,
retiró la cadena y se tendió;
muy lejos la arrastró el ancho caudal,
la Dama de Shalott."

La introducción a mi entender, no tiene que ver con la historia de Favole pues cuenta la vida de una vieja marioneta con un trágico final.
El prólogo cuenta un resumen del anterior tomo.

"Tú, sombra aérea,
que cuantas veces voy a tocarte
te desvaneces como la llama,
como el sonido, como la niebla,
como el gemido del lago azul."

1. La dolorosa. Dulce epidemia

"Encontré a una dama en los campos
muy hermosa... como doncella de un cuento,
su cabello era largo, sus pies ligeros
y sus ojos salvajes.

Tejí una corona para su cabeza
y también brazaletes, y un fragante ceñidor,
me miró como si amara,
y dejó escapar una dulce queja."


Favole llega a los pantanos donde se encuentra a las hadas del desamparo. Éstas invocan a su madre, Lavernne, la Virgen Dolorosa, que respondió a las preguntas de Favole que "la clave es la muerte". Desaparece tras esto y Favole abandona los pantanos. Se acaba el otoño.

2. Angelique. Violetas entre el hielo

"Madeleine aún tenía la estampa de su rostro vivo y la mano que se aferraba a la niña era totalmente como la mano de una muñeca. Pero la niña, la antigua niña, mi Claudia, era cenizas."


Perséfone salió de casa a dar un paseo entre la nieve aunque su frágil salud no se lo permitía. De repente empezó a sangrar manchándose la falda. El fin de su infancia. Pero nada más llegar a la adolescencia se ahogó. En el camino a la muerte se encontró con Favole, que le dijo que la muerte era un ángel, Angelique. Ésta fue a por ella y Favole siguió su camino.

3. Gélida luz. El fin de la tiniebla

"El pueblo que andaba en tinieblas ha visto una gran luz; a los que habitaban en tierra de sombra de muerte, la luz ha resplandecido sobre ellos [...]"


Al fin llegó Favole a su destino. En el castillo se celebraba una mascarada. Se desmayó y cuando despertó todo había acabado. Solo se oía un violín. Ezequiel en su alcoba vio a Favole. Entendió entonces qué debía hacer y acabó con todo. Al fin juntos, un pequeño niño se unió a ellos, Sacha. Y atravesaron un camino de ángeles...

"De rosas está recubierta la tumba
Que pisa el ángel melancólico
Su mano todavía apoyada en el soporte
De su triste idílica sepultura."

No hay comentarios:

Publicar un comentario