Reseña: Sentido y Sensibilidad, de Jane Austen

Más vale tarde que nunca, aquí viene la reseña de Sentido y Sensibilidad. Sí, algún día haré la de los mangas...

¿Cuándo y por qué lo compré?
La verdad... hicieron la peli en la tele y fue un '¿Sentido y Sensibilidad no era de Jane Austen? ¡Con lo que me gustó Orgullo y Prejuicio! Hay que comprarlo' Y eso es lo que pasó. Como no recordaba la peli al leer el libro la mayoria de cosas fueron sorpresa así que no fue para tanto. 

Sinopsis:
En Sentido y Sensibilidad Jane Austen explora con sutileza e ironía las opciones de la mujer en una sociedad rígida, donde el éxito o el fracaso dependen de la elección del marido. La historia se centra en dos hermanas, Elinor y Marianne, cuyas personalidades antagónicas ejemplifican las dos posibles respuestas femeninas ante la hipocresía dominante: el "sentido común" y la "sensibilidad". Sin embargo, tanto un camino como el otro entrañan sus peligros.

Resumen:
Esta vez, como con Orgullo y Prejuicio, hacer un resumen va a ser algo complicado pero lo intentaré hacer sin destripar nada (aunque, ¿quién no ha leido estos libros o ha visto sus películas?). Elinor y Marianne son las hijas del segundo matrimonio de su padre, y cuando éste muere, gracias a las artes de la mujer de su primer hijo, la viuda y sus tres hijas se ven sin casa y sin dinero pero gracias a la bondad de unos parientes consiguen asentarse en una casita de campo. Mal por Elinor, ya que siente algo por Edward Ferrars aunque los sentimientos de ambos son poco claros. Por su parte, Marianne toma muy mal la marcha pero una vez en el nuevo condado, conoce a Willoughby y su pesimismo acaba, aunque la felicidad no le dura mucho. Pero la historia no se centra solo en esos cuatro personajes, sino que entrarán en escena también el coronel Brandon y Lucy Steele, entre otros.

Opinión (con spoilers):
Esperaba mucho de este libro tras leer Orgullo y Prejuicio pero la verdad es que es muy diferente. La forma de narrar, los personajes... No esperaba que la protagonista fuese tan contraria a Lizzy, la verdad, y que los hechos fueran también tan diferentes al otro libro. No digo que esté mal, solo que se me hizo raro. Pero ahora toca destripar el libro: Marianne me cae mal. Muy mal. Es tonta y no piensa las cosas, es una verdadera victimista y me puso muy nerviosa, la verdad es que no se merece acabar tan bien, la verdad, el coronel Brandon es demasiado bueno para ella, ¡y encima ella no es feliz! Tendría que haberse ido con Willoughby y que le pasara lo mismo que a Lidia Bennet... Lo de Elinor pues... acaba con Edward tras muchos lios ya que resulta que él estaba prometido con Lucy Steele y ésta, que siente celos de Elinor, se dedica a contarle sus desvelos por su amor para hacer sentir mal a Elinor. Desheredan a Edward al enterarse de que estaba prometido pero al final Lucy se casa con su hermano y perdonan a Edward, que encuentra trabajo en una parroquia en la hacienda del coronel. La historia de Willboughby es también entretenida, pues resulta que se había fugado y había dejado embarazada a la protegida de Brandon. La historia es lenta y densa, pero en el fondo es buena y entretenida.

¿Me arrepiento de haberlo comprado?
Aunque al principio me quedé algo despagada con lo que me había dicho mi hermana después de leerse el libro, a mi me gustó, es más reflexivo que Orgullo y Prejuicio, sí, pero no sé, me gusta, así que no me arrepiento de haberlo comprado (¿cómo arrepentirse de comprar algo de Jane Austen?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario