Reseña: La saga de Geralt de Rivia · Libro II. La espada del destino, de Andrzej Sapkowski

Me ha cundido leer este libro pero la verdad es que estoy algo enganchada, será que es ameno y ligero de leer y me ayuda a desconectar. Pero bueno, a pesar de que la reseña llega "bastante pronto" he tardado en leerlo por falta de tiempo pero ya vamos a por el siguiente, de momento os dejo la reseña del segundo libro.

¿Por qué lo leí?
1- El primero me gustó mucho y tenía que leer este, no sé exactamente por qué engancha pero lo hace. Y ya está, es la única razón en verdad. No da para mucho en este apartado que digamos...

¿De qué va?
"La vida de un brujo cazador de monstruos no es fácil. Tan pronto puede uno tener que meterse hasta el cuello en un estercolero para eliminar a la bestia carroñera que amenaza la ciudad, intentando no atrapar una infección incurable, como se puede encontrar unido a la cacería de uno de los últimos dragones, en la que la cuestión no es si los cazadores conseguirán matar a la pobre bestia, sino qué pasará cuando tengan que repartirse el botín. Magos, príncipes, estarostas, voievodas, druidas, vexlings, dríadas, juglares y criaturas de todo pelaje pueblan esta tierra, enzarzados en conflictos de supervivencia, codicia y amor, y entre ellos avanza, solitario, el brujo Geralt de Rivia."

Opinión (sin spoilers):
Este segundo libro es algo diferente al primero pues como se recuerda, en El último deseo había una historia que unía todas las historias cortas pero no es el caso de La espada del destino, donde nos encontramos un libro con directamente los siguientes relatos, algo más al uso: Las fronteras de lo posible, Esquirlas de hielo, Fuego eterno, Un pequeño sacrificio, La espada del destino y Algo más. Como habrá podido notarse, hay menos relatos pero son algo más largos (y la letra sensiblemente más pequeña). Algunos de ellos continúan siendo versiones de los cuentos tradicionales mientras que otros parecen ser inéditos aunque ahora me detendré un poco en cada uno de ellos.
Las fronteras de lo posible es uno de los relatos inéditos (o eso creo, no me cuadra con ningún cuento) y... es un modo extraño de empezar aunque claro, teniendo en cuenta que son relatos así sueltos tampoco es para tanto. Geralt se encuentra con un noble que se hace llamar Tres Grajos y que marcha acompañado de dos zerrikanas, sus guardaespaldas. De camino se encuentran con Jaskier el trobador, y se enteran de que el rey de un reino cercano quiere matar a un dragón, con lo que llama a los mejores para cumplir la tarea y todo para conseguir la mano de la princesa de otro reino. Geralt se ve envuelto junto al noble y al trobador, en la caza del dragón además de Yennefer y demás. Este relato trata más sobre los personajes que sobre lo que está sucediendo pues en la mayoría de la historia lo que se cuenta es cómo repartirán el botín, además de los mutuos odios que se desencadenan al viajar todos juntos, poniéndose la zancadilla a la menor ocasión y todo para conseguir la mejor parte. Aunque de lo que menos hablan es de cómo matarán al dragón. Es un relato en el que Geralt pone algo nerviosa porque en fin, no es un personaje que hable mucho y cuando lo hace solo es para decir lo mucho que odia la gente a los brujos y todo eso por ser mutantes. Además de eso te explican un poco lo que son los dragones en este mundo, que solo existen de tres tipos: verdes, rojos y negros, pues los dorados están supuestamente extintos... Toda una sorpresa al final.
Esquirlas de hielo continúa la historia de Yennefer y Geralt con un toque al cuento de La reina de las nieves pero muy por encima, casi sería solo por el título y por lo que deja ver la conversación que mantienen la hechicera y el brujo sobre su extraña relación, porque en el fondo todo va de eso y no ocurre gran cosa. Por supuesto, acaba como era de esperar y no muy bien precisamente, pero así son Yennefer y Geralt. Mucho diálogo, pocas descripciones pero justas, el estilo sigue siendo el mismo, dinámico y ameno, cosa que se agradece.
Fuego eterno tampoco me suena de ningún cuento así que también lo podría considerar inédito. Es... algo diferente, ya no tan serio como los dos anteriores sino que bueno, trata sobre un doppler que suplanta a un comerciante mediano. Cuando aparece el verdadero el doppler huye y Geralt, Jaskier y el verdadero mediano tienen que capturarlo pues por alguna razón ha invertido en cosas bastante extrañas por las que nadie invertiría. Cuando va acertando en sus predicciones los sacerdotes del Fuego eterno empiezan a pensar que Biberveldt sabe cosas del extranjero que nadie sabe y por lo tanto se ponen tras su pista. Pero como se supone que ya no existen dopplers y que quien diga que sí dudará de la protección divina de la ciudad, ponen al servicio secreto en su contra. Así, no pueden decir que persiguen a un doppler y todo se complica pues éste no hace más que escaparse...

Un pequeño sacrificio es el cuento de La sirenita, empezando con Geralt en un barco con el príncipe intentando convencer a la sirena para que cambie su cola por piernas y se case con el príncipe. Pero nadie quiere ceder pues la sirena le dice al príncipe que cambie sus piernas por una cola pero él no quiere. Al no conseguir el trabajo Geralt no cobra, y él y Jaskier van pasando una mala temporada con lo que Jaskier acepta el primer trabajo que se le presenta como segundo trobador en una boda, por detrás de Essi u Ojazos como la llaman. Entre ella y Geralt surgirá algo pero... bueno, al final del mismo relato te dicen lo que pasa, un final triste y amargo para nada semejante a un cuento de hadas pero muy real. El rey, a pesar de lo ocurrido con su sirena, contrata de nuevo a Geralt pues aparece un barco sin tripulantes lleno de sangre y lo manda a investigar. En efecto él y Jaskier descubren unas escaleras en la marea baja y se les aparecen seres acuáticos contra los que Geralt lucha (Jaskier corre) pero a la postre queda en nada, el rey se olvida porque al menos su parte del cuento acaba bien.
La espada del destino me recuerda un poco a los relatos del primer libro, pues parece que no solo los elfos sufren el poderío actual de los humanos, conquistadores del mundo y exterminadores de otras razas, sino que también lo sufren las dríadas confinadas en un bosque y luchando sin cesar contra los reinos que quieren apoderarse de sus dominios. Supongo que es en esta historia, con reminiscencias a Caperucita roja, el verdadero inicio de la historia de Geralt. En ella debe buscar a Ciri, la nieta de Calanthe (aparecida en el primer libro) pues se ha perdido en el bosque de las dríadas. Y bueno, la verdad es que es interesante ver cómo se relacionan las cosas, donde ya empiezan a hablarte del destino. Algo más está muy relacionada con este relato, es un poco la continuación y la historia más rara de todas, donde Geralt lucha contra las alucinaciones y ya no sabes lo que es verdad y lo que no, al menos durante gran parte. Se desvela un gran misterio muy interesante y al final... pues no se puede luchar contra el destino. Se queda muy para el siguiente libro y la verdad es que tengo mucha curiosidad.

¿Me arrepiento?
Evidentemente hay relatos que me han gustado más que otros como siempre pasa, pero creo que se mantiene a la altura del primer libro, siguiendo con el mismo estilo tanto de escritura como de temática. Esta vez vamos conociendo un poco más el mundo y eso está bien porque tengo ganas de ponerme ya con el tercer libro y saber qué está pasando. En resumen, no me arrepiento.

2 comentarios:

  1. Joder, a mí, qué quieres que te diga, este libro me encantó; me parece maravillosa la relación que tienen todos los relatos con respecto al tercer libro, es decir que durante el primero y durante este se va gestando una especie de... mesa: te enseñan los personajes, te dejan conocer cosas de ellos y luego ya te metes en el tercero que es el que aborda la trama. A mucha gente no le ha gustado, alegando que es poco profundo y que Geralt es un personaje frío -personaje como construcción literaria hablando-, que comunica poco; a mi parecer, el personaje de Geralt está perfectamente calibrado con lo que DEBE mostrar al lector en cada momento y en general, esta saga me está pareciendo un gustazo.

    Pese a que "La sangre de los elfos me encantó" y estoy deseando leer los demás -voy despacio para que no se me acabe pronto-, sé y pongo la mano en el fuego por que este libro me va a marcar de entre todos ellos y la razón tiene un nombre sencillo: Ojazos.

    Esa manera, esa forma de Sapkowski de llevarte a lo más alto, a la euforia más maravillosa con ese capitulazo y de pronto meterte un balazo y dejarte por los suelos así, como si fuese lo más normal del mundo, me pareció sublime.

    ¡Gracias por la entrada! Iré pasando para ver másss~ un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que aun no me he leído el tercero (en ello ando todavía, voy muy lenta) entonces no puedo hacer una valoración conjunta aunque ya imaginaba que los dos primeros libros iban a ir presentándote el mundo y los personajes poco a poco, preparando el tercero y la trama principal pero como voy tan lenta con La sangre de los elfos pues aún tengo que verlo XD
      He de decir que los libros de relatos me encantan, tampoco me parece que sean poco profundos, y por eso seguramente los dos primeros los tenga ahí siempre en el kokoro pero habrá que ver cómo sigue la cosa y cómo va en el resto de libros (aunque te entiendo con eso de leer lento para que no se acabe, también me pasa XD). Lo que dices de Ojazos pues sí, es que tuve que comentarlo en la reseña porque es tan crudo y tan real, tan alejado de los cuentos de hadas que... uf.
      Y sobre Geralt pues creo que hay que conocerle, la verdad. Sí que es un poco particular y saca algo de quicio a veces con lo de 'oh, es que soy un monstruo' pero ya te digo, tendré que seguir leyendo para verlo.
      Bueno, gracias por comentar el libro conmigo y por comentar en la entrada :) (y perdona la respuesta, me ha quedado un poco rara...)

      Eliminar